La deficiencia de yodo en el embarazo puede provocar preclamsia