Los datos del Observatorio de Deuda de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) muestran que la cifra de facturas pendientes de cobro de las comunidades autónomas con las compañías de tecnología sanitaria se sitúa en 1.108 millones de euros a cierre de 2019. Esto supone un incremento del 20 por ciento respecto al cierre del ejercicio anterior (923 millones) y un 17,9 por ciento respecto al tercer trimestre de 2019 (940 millones de euros).

Según reflejan los datos del Observatorio de Deuda de la Federación, el 93,3% de las facturas pendientes de cobro corresponden al ejercicio 2019 y el 6,7% restante al de 2018 y anteriores.

Por otro lado, el periodo medio de pago ha aumentado en 2019 en un 27,91 por ciento en relación con 2018, es decir, se ha pasado de 86 días a 110 días (24 días más), al igual que ha ocurrido en comparación con el tercer trimestre de 2019, al incrementarse en 9 días (un 8,9 por ciento más).

Cantabria y Murcia son las regiones con un plazo medio de pago superior a los 150 días (310 y 224, respectivamente). Entre los 120 y los 180 días se encuentran Valencia con 174 días, Castilla La Mancha, 154 días, Extremadura, con 128 días y Aragón con 124 días.

Por su parte, Madrid, Cataluña, Baleares, Castilla León, Asturias, Andalucía, Canarias, Galicia y La Rioja se sitúan entre los 60 y los 120 días.

El periodo medio de pago del resto de los Gobiernos regionales – País Vasco, Navarra y Ceuta y Melilla- están por debajo de los 60 días.