Con motivo del ‘Día Mundial de la Diabetes’, que se celebra el 14 de noviembre, se ha celebrado la sesión ‘Diabetes y Familia’ en el Congreso de los Diputados, por segundo año consecutivo. Políticos de los partidos que cuentan actualmente con representación en la Cámara Baja han sido invitados a participar en un acto informativo, con la presencia de la Federación Española de Diabetes (FEDE).

Entre los temas abordados, se ha destacado el impacto social de la diabetes mellitus (DM), la importancia de la familia como apoyo para la persona con diabetes, los costes económicos y humanos de la enfermedad, y la participación social en la prevención y control de la diabetes. Igualmente, se ha puesto el acento en la prevención, así como en el papel clave que juega la investigación.

Para Anna Novials Sardá, presidenta de la Sociedad Española de Diabetes, “es fundamental que los políticos tomen conciencia del gigantesco problema de salud que supone esta enfermedad, así como de sus implicaciones clínicas, económicas, sociales y familiares”. Según la presidenta de la Fundación SED, Sonia Gaztambide, “pretendemos sensibilizar a todos los implicados: pacientes, familiares, administraciones públicas,… sobre esta enfermedad que resulta una amenaza seria para la salud; se trata de promover acciones para un diagnóstico más precoz y para un mejor control de la enfermedad que reduzca la morbimortalidad”.

Prevención

Según ha destacado Noemí González Pérez de Villar, de la Unidad de Diabetes del Hospital Universitario La Paz (Madrid) y secretaria de la SED, “la prevención de la diabetes mellitus tipo 2 es posible”; para ello, admite, “hay que prestar una especial atención a los inicios de la vida: el ambiente en el útero materno y la obesidad en la infancia”. A su juicio, “la prevención se debe fundamentar en campañas de estilo de vida saludable, control del tamaño de porciones de alimentos, restricción de la comida basura/bebidas azucaradas en colegios, promoción actividad física y fomentar la familia como vehículo de educación”.

En cuanto a la diabetes tipo 1, que supone el 1-5% de todas los casos de diabetes, “y aunque su prevención hoy día no es posible”, actualmente “es posible evitar sus complicaciones controlando la glucosa, algo que se ha facilitado mucho con la aparición de nuevas tecnologías”, reconoce la Dra. González Pérez de Villar.

Diez desafíos pendientes

Coincidiendo con esta sesión, se ha difundido un decálogo de demandas y desafíos pendientes en la prevención, control y tratamiento de la diabetes que han consensuado desde FEDE y la SED:

1º    Educación y formación diabetológica. Señalan que es preciso un perfil de educador en diabetes, figura no contemplada en el Sistema Nacional de Salud.

2º    Acceso e inversión en investigación y nuevas tecnologías.

3º    Acceso a material y servicio de calidad.

4º    Normalización del niño con diabetes en la escuela.

5º    Equidad nacional en la asistencia sanitaria.

6º    Igualdad a nivel laboral y social.

7º    Concienciación y prevención.

8º    Acceso a la información.

9º    Sistema Nacional de Salud centrado en la cronicidad.

10º  Participación en la toma de decisiones.