La diabetes  gestacionales un tipo de diabetes que afecta entre el 6-15 por ciento de todos los embarazos y que se relaciona con un elevado riesgo para el bebé de sufrir sobrepeso y obesidad, diabetes tipo 2 o enfermedades cardiovasculares durante el desarrollo de su vida adulta.

Si bien estos datos ya eran conocidos por la comunidad científica, recientemente, investigadores del CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM) y del Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV) han demostrado por primera vez que las alteraciones metabólicas provocadas por la diabetes gestacional afectan a la funcionalidad de las células madre de membrana amniótica, células de origen fetal y con una importante función inmunológica.

En concreto, se ha podido observar que dichas alteraciones se relacionan con parámetros metabólicos del bebé, indicando una mayor predisposición a desarrollar enfermedades en el futuro.

“Nuestros resultados sugieren que la diabetes gestacional modifica la plasticidad de las células precursoras fetales en la membrana amniótica”, explican Francisco Algaba-Chueca y Sonia Fernández-Veledo, primer y última firmante del artículo, respectivamente.

Una herramienta de estudio

Tal y como publica la revista Stem Cells Translational Medicine, el trabajo sobre diabetes gestacional llevó a cabo un reclutamiento y seguimiento de un total de 18 mujeres embarazadas programadas para realizarles cesárea electiva (9 con diabetes gestacional y 9 con tolerancia normal a la glucosa).

De esta forma se encontró que las células madre mesenquimales de mujeres con diabetes gestacional tienen una menor capacidad de proliferación y de diferenciarse en otros tipos celulares. Así mismo, el estudio determinó que estas células presentan un perfil más inflamatorio y una mayor capacidad para invadir otros tejidos y reclutar al sistema inmunológico, favoreciendo una reacción inflamatoria.

Asimismo, los investigadores apuntan que las células madre de membrana amniótica “podrían constituir una herramienta para estudiar las células del feto de manera indirecta, abriendo la posibilidad a investigaciones más predictivas y/o diagnósticas de la diabetes gestacional”. Por último, concluyen que se requieren estudios adicionales para terminar de comprender las posibles implicaciones de las alteraciones en las células madre sobre el riesgo de desarrollar complicaciones metabólicas para el bebé.