Que la diabetes mellitus tipo 2 (DM2) genera importantes problemas cardíacos es bien sabido, como también lo es que esto provoca un número considerable de ingresos hospitalarios. Un estudio se ha centrado ahora en refrendarlo, llegando a la conclusión de que los pacientes diabéticos con incidentes cardiovasculares necesitan de media estar más tiempo ingresados en el hospital por estas causas que los que no sufren esta patología, lo que se traduce en un incremento considerable de los gastos hospitalarios.

El ensayo, tal y como apuntan sus autores, parte de la evidencia de que la enfermedad cardiovascular afecta a un alto porcentaje de pacientes con DM2, especialmente en el ámbito hospitalario, “repercutiendo en la mortalidad, las complicaciones, la calidad de vida y el uso de los recursos sanitarios”. Publicado en BMJ Open Diabetes Research & Care, el trabajo se centra en la población española, y para ello se ha desarrollado un estudio observacional retrospectivo basado en la Base de Datos de Alta Hospitalaria Nacional del año 2015.

Para este análisis, se tuvieron en cuenta los ingresos hospitalarios de pacientes mayores de 35 años con diagnóstico de muerte por problemas cardiovasculares, así como con infartos agudos de miocardio e ictus en los que no se produjera un desenlace fatal. Se evaluaron angina, insuficiencia cardíaca y revascularización, sometiéndose a estudio un total de 276.925 altas hospitalarias, de las que más de un tercio (el 34,71%, concretamente) correspondió a pacientes con DM2.

Mayor incidencia en todas las complicaciones cardiovasculares

Los autores constataron una mayor incidencia “en todas las complicaciones cardiovasculares estudiadas en la población con DM2, con un riesgo relativo superior a 2 en todos los casos”. Esto se tradujo en que la duración media de la estancia hospitalaria fue superior en el grupo de DM2 frente al grupo de pacientes sin diabetes: infarto agudo de miocardio no mortal (7,63 días frente a 7,02), angina inestable (5,11 días frente a 4,78) y revascularización (7,96 días frente a 7,57).

Gastos hospitalarios

Paralelamente, el coste medio por alta hospitalaria fue también ligeramente superior en el grupo con DM2. En el infarto agudo de miocardio, por ejemplo, fue de 6.891 euros frente a 6.876, mientras que en la angina inestable fue de 3.386 frente a 3.304 euros.

En definitiva, los investigadores concluyen que los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 presentaron una mayor incidencia y número de ingresos hospitalarios por paciente por eventos cardiovasculares frente a la población sin este problema de salud. “Esto genera una carga clínica y económica importante dada la mayor estancia hospitalaria y los mayores costes asociados a algunas de estas complicaciones”, apostillan.