En el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el Consejo Optometría México, integrado por profesionales, docentes y alumnos de Optometría de todas las escuelas del país, reafirman su compromiso de ser la primera línea de defensa para evitar la discapacidad visual prevenible, además de los facilitadores de herramientas para quienes hoy padecen de discapacidad visual a fin de que puedan reintegrarse a la sociedad.

La Asamblea General de las Naciones Unidas determinó en 1992 que cada 3 de diciembre se conmemorara este día con el objetivo de promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad y el desarrollo, así como concienciar sobre su situación en todos los aspectos de la vida política, social, económica y cultural.

La discapacidad es una problemática que requiere un manejo integral, es decir, además de ser un asunto médico-rehabilitatorio es una cuestión social. En México, de acuerdo con datos del INEGI, en 2014, el 6,4% de la población del país (7,65 millones de personas) reportaron tener al menos una discapacidad.

Específicamente, la discapacidad visual es la segunda causa a nivel mundial y la tercera es la intelectual, de acuerdo con datos de la OMS. En el mundo hay aproximadamente 285 millones de personas con discapacidad visual, de las cuales 39 millones son ciegas y 246 millones presentan visión baja. Este tipo de discapacidad se muestra por una disminución total o parcial de la vista. Para establecer estos criterios y determinar los alcances de cada individuo, se debe tener en cuenta el campo visual (espacio visible con la mirada fija en un punto) y la agudeza visual (capacidad del ojo para percibir objetos).

La licenciada en Optometría, Donají López Cobilt, detalla que discapacidad es un término general que abarca las deficiencias, las limitaciones de la actividad y las restricciones de la participación. Las deficiencias son problemas que afectan a una estructura o función corporal; las limitaciones de la actividad son dificultades para ejecutar acciones o tareas, y las restricciones de la participación son problemas para participar en situaciones vitales.

Por consiguiente, agrega, “la discapacidad es un fenómeno complejo que refleja una interacción entre las características o condiciones del organismo humano y su repercusión en la sociedad en la que vive”.

La también docente de la Licenciatura en Optometría en la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES), Unidad León, destaca que uno de los objetivos de dicha institución es brindar atención a los grupos vulnerables, no solo para su rehabilitación, sino para su empoderamiento, empezando por la atención integral, debido a que en muchos de los casos estas poblaciones corren el riesgo de adquirir una segunda o tercera discapacidad.

Precisa que “el enfoque del alumnado es derribar las barreras de la comunicación para hacer diagnósticos asertivos e incluir a la comunidad, ya que es importante sensibilizar al resto de la población. La Optometría es una carrera que se dedica a la prevención, atención temprana y rehabilitación del sistema visual. Por ende, cada uno de los alumnos que ingresen a la licenciatura en la ENES León tiene que tener como objetivo la prevención de patologías que lleven a las personas a adquirir una discapacidad prevenible”.

Como parte del servicio de la licenciatura en Optometría a la población, en la clínica de Optometría se atiende diariamente a personas con diferentes discapacidades. Además, se encuentra en un proceso de expansión para la implementación de áreas especializadas que estarán disponibles en un futuro próximo, en beneficio del impulso docente del alumnado, pero, sobre todo, de la comunidad.

Hoy más que nunca es necesario que la población en general tome conciencia que es vital acudir a tiempo -tan pronto se tenga cualquier síntoma o variación en la visión- con un licenciado en Optometría que cuente con título y cédula profesional, calificado para realizar una valoración profunda e integral de la salud visual.