La insulina glargina es una insulina basal, de acción prolongada (intenta simular el patrón basal, para mantener al paciente en normoglucemia), sin pico de acción que inicia su acción en 1-2 horas y dura 20-24 horas, administrando en una única dosis. La cantidad a administrar es la necesaria para mantener al paciente con glucemias basales < de 130 mg/dl y glucemias post-prandiales < de 180 mg/dl  y HbA1c < de 7%. Estos objetivos pueden no ser tan estrictos en pacientes de edad avanzada, con problemas cardiovasculares o con muchos años de evolución, donde se busca un control de la glucemia sin producir hipoglucemias, que podrían comprometer la vida del paciente.

La pauta posológica (dosis y horario) se debe ajustar de manera individual según el paciente y su contexto clínico.

Dosis recomendable

La dosis recomendable depende del perfil del paciente, su cifra basal y la cifra objetivo. La concentración de la insulina glargina 100 UI/ml o 300 UI/ml no son intercambiables entre sí, y el hecho de sustituir una por otra hace que la dosis para el mismo paciente varíe. En el caso de la insulina 300UI/ml deberá inyectarse en torno a un 18% más de cantidad de insulina. Además las dos concentraciones no son aptas para todos los tipos de población, en el caso de los niños menores de 2 años se debe utilizar la concentración de 100 U/ml, aunque su eficacia y seguridad no está demostrada y en niños menores de 6.

Sin embargo, para el caso de la insulina glargina con una concentración de 300UI/ml puede utilizarse en niños mayores de 6 años, adolescentes y adultos.

Cifra objetivo

A la hora de ajustar la dosis óptima de insulina glargina, hay que tener en cuenta la cifra objetivo establecida como estándar en pacientes con DM2 en HbA1c por debajo de 7%, una glucemia basal y preprandial entre 70 y 130mg/dl y una posprandial por debajo de 180 mg/dl.

Por lo tanto, para fijar la dosis máxima de insulina glargina, se iniciará con 10 UI o 0,2 UI/kg, posteriormente se aumentará a en 2U1 cada 3 días, teniendo en cuenta la cifra basal de GC hasta conseguir un ajuste óptimo de dicho valor de GC por debajo de 130 mg/dl preprandial.

La insulina glargina tarda 30 minutos en llegar al torrente sanguíneo, aunque tiene su efecto máximo de dos a tres horas.

Insulinización

Un tema importante a tener en cuanta es cuándo se debe insunilizar. El lunes es un buen día, ya que si el paciente tiene dudas tiene la posibilidad de ponerse en contacto con su médico o enfermera para resolver las dudas y las cuestiones técnicas adecuadas de la pluma.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas en Medicina de Familia Jerónimo Cartagena García, Concepción Carvajal Lucerga y Mª Victoria López Vellibre; los médicos de Atención Primaria Juan Alberto Muguruza Valdeolmillos, Roberto Rodríguez Hernández, María Pilar Vara Benito e Iñaki de la Rua Tolosana, de Bilbao; Tomás Cordero Castillo, Jorge M Romero Requena y José Luis Cidra Gordillo, de Badajoz; Nicolás Morón, María Vila Roy, Pau Gracía, Blanca Hernández Hernández e Inma Gil Canalda, de Barcelona, y Eduardo Platero Rodrigo, Soledad Escolar Llamazares, Juana Olivar Roldán y Cristina Casado Rodríguez.