Para calcular la dosis de insulina glargina se emplea una fórmula muy sencilla, la dosis de insulina es igual a los gramos de carbohidratos de la comida dividido por los gramos descartados por unidad de insulina.

La dosis de insulina glargina se ajustará con las pautas dietéticas y el ejercicio físico.

Aproximadamente el 40-50% de la dosis de insulina diaria total es para reemplazar la insulina durante la noche, cuando está ayunando y entre las comidas. Esto se llama reemplazo de insulina de fondo o basal. La dosis de insulina basal o de fondo generalmente es constante día a día.

Corrección de azúcar en sangre

El otro 50-60% de la dosis de insulina total es para la cobertura de carbohidratos, comida y corrección del azúcar alta en sangre.

Si una vez iniciada la insulinización con insulina glargina el control no es óptimo o hay episodios de hiper o hipoglucemia, antes de ajustar la dosis, hay que revisar el grado de cumplimiento por parte del paciente. También hay que comprobar la técnica que emplea para la inyección y su localización.

Características

La insulina glargina es una insulina casi plana, sin grandes picos. El inicio del efecto es a las 1,5 horas con pico plano y efecto máximo a las 5 horas con una duración de acción de hasta 20-24 horas.

La insulina glargina se utiliza tanto en diabetes mellitus tipo 1 como en la diabetes mellitus tipo 2. En la tipo 1 debe usarse con una insulina de acción rápida. En los pacientes con diabetes tipo 2 se puede emplear con otros tipos de insulina y con otros fármacos antidiabéticos orales o inyectados (arGLP-1).

Insulinización

En general la insulinización se asocia a incremento de peso, por lo que en el paciente con diabetes tipo 2 se reserva para casos en los que el control glucémico es deficiente (HbA1c>9%), ya que los beneficios a largo plazo de la mejora del control glucémico superan los inconvenientes del posible incremento de peso.

Este incremento de peso se puede contrarrestar manteniendo o añadiendo antidiabéticos como metformina, arGLP-1 e ISGLT2.

Indicaciones

Así, la insulina glargina se debe utilizar tras el fallo de la combinación de 2 o 3 fármacos orales, en el momento del diagnóstico, en casos de hiperglucemia y/o clínica grave, con posibilidad de plantear tratamiento oral posterior, en casos de descompensaciones agudas por enfermedades intercurrentes y/o uso de fármacos hiperglucemiantes como los corticoides orales y en el embarazo.

La presentación de la insulina glargina es una solución incolora que se inyecta por vía subcutánea una vez al día. Se debe hacer a la misma hora cada día. Cada mililitro de solución contiene 100 unidades de insulina glargina (equivalente a 3,64 mg). Se presenta en plumas precargadas y cada pluma contiene 3 ml de solución inyectable, lo que equivale a 300 unidades de insulina glargina.

Presentaciones

Cada ml contiene 100 unidades de insulina glargina (equivalente a 3,64 mg). Cada vial contiene 5 ml de solución inyectable, equivalente a 500 unidades o 10 ml de solución inyectable, equivalente a 1.000 unidades. Un cartucho o pluma contiene 3 ml de solución inyectable, lo que equivale a 300 unidades.

Su efecto comienza a la 1-2 horas de su administración y su duración es cercana a las 24 horas.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas en Medicina General Eduardo Salvador Chevallier, Mª Concepción Hermosa de la Llama, José Ramón Fernández Fonfría y Erico Abreut Olsen, del Centro de Salud Puertochico, y los médicos de Atención Primaria Ana Resano Igal, Sebastián Recaj Ibañez y Carmen Tolsa Caballero, de Pamplona.