La e-consulta en Cardiología reduce un 21 por ciento las listas de espera. La puesta en marcha de un modelo de atención a distancia mejora el acceso a la atención sanitaria especializada. Son los resultados del estudio ‘Programa de consulta electrónica universal (e-consulta) de un servicio de cardiología. Resultados a largo plazo’, publicado en Revista Española de Cardiología (REC), de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

José Ramón González Juanatey, expresidente de la SEC, ha sido uno de los firmantes del artículo. Según ha indicado, “una valoración inicial mediante consulta telemática permite seleccionar al grupo de pacientes con menor complejidad clínica que no requiere una visita presencial”. “Esto reduce el tiempo de espera en el grupo de pacientes más complejos que sí la necesitan”.

Menos visitas a urgencias e ingresos

El estudio ha incluido 47.377 pacientes que fueron atendidos por el Servicio de Cardiología del Área Sanitaria Integrada de Santiago de Compostela entre 2010 y 2019. Hasta el año 2013 se siguió un modelo de consulta presencial de acto único que, como ha dicho González-Juanatey, “consiste en realizar las pruebas complementarias necesarias para el diagnóstico el mismo día que el paciente acude a la consulta presencial”. En 2013 se implementó el modelo de e-consulta: el estudio ha incluido a un 38,1 por ciento de pacientes atendidos por el modelo presencial y a un 61,9, vía telemática.

Respecto a la reducción de las listas de espera, los pacientes han esperado de media 33 días para ser atendidos por un especialista en Cardiología en el modelo de consulta presencial. La espera se redujo a 9 días de media con el desarrollo de la e-consulta. “A partir de su puesta en marcha, se han reducido un 51 por ciento las visitas a urgencias, un 25 por ciento los ingresos hospitalarios por complicaciones y un 36 por ciento la mortalidad al año”, ha informado González-Juanatey.

La e-consulta en Cardiología

Los resultados del estudio han señalado que el 69 por ciento de los profesionales sanitarios ha valorado como adecuado o muy adecuado el tiempo de respuesta. El 70,6 por ciento ha indicado que es una herramienta que mejora la comunicación. El 70,5 por ciento ha respondido que permite resolver dudas diagnósticas. Además, el 73,6 por ciento ha comentado que la e-consulta en Cardiología resulta eficaz en el tratamiento diagnóstico y terapéutico del paciente.

Entre los pacientes, el 99 por ciento ha calificado como satisfactoria la asistencia recibida. Asimismo, el 98 por ciento se ha mostrado satisfecho con la claridad de la información sobre las citas, y el 88 por ciento con la comunicación entre su cardiólogo y el médico de Atención Primaria. Finalmente, el 92 por ciento de los pacientes consultados ha mostrado su satisfacción con el tiempo de espera.

Según González-Juanatey, durante los cuatro años de vigencia del modelo presencial de acto único se registraron algunas reclamaciones en relación con los tiempos de espera. “Desde que iniciamos el modelo que incluye la e-consulta, no se ha registrado ninguna”.