Uno de los problemas del cáncer de ovario es que sus síntomas pasan desapercibidos. Es por ello que, en muchas ocasiones, se acaba detectando en un estadio avanzado. En este sentido es clave buscar nuevas herramientas para conseguir una detección temprana.

Con este objetivo presenta un nuevo estudio el Servicio de Diagnóstico Ginecológico por la Imagen del centro Dexeus Mujer. Según el mismo la ecografía transvaginal es útil para la detección del cáncer de ovario en estadios tempranos. Esta detección temprana permite agilizar el diagnóstico y aplicar un tratamiento cuando el tumor se encuentra en sus primeras fases. Por tanto, podría contribuir a reducir la tasa de mortalidad.

Solo en España, se detectan más de 3.500 nuevos casos, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Si no se detecta en fases iniciales, tiene un riesgo de mortalidad más alto. Por ello, los especialistas recomiendan hacerse revisiones ginecológicas de control con regularidad. Especialmente a partir de los 45 años, ya que en estadios tempranos no provoca síntomas.

Casos de detección temprana

Para este estudio se han analizado 606.770 ecografías transvaginales con Doppler color de 153.403 pacientes. Estas fueron realizadas entre 1999 y 2020 en el Servicio de DGI en Dexeus Mujer para realizar la revisión ginecológica anual de control. Así, se diagnosticaron y confirmaron posteriormente a través de un estudio histológico tumores malignos de ovario en 107 pacientes.

La edad media de las pacientes con estas tumoraciones fue de 47 años. Del total de estos tumores, el 73 por ciento se encontraban en estadio I o inicial.  Ninguna de las pacientes había detectado tener antecedentes familiares o síntomas asociados al cáncer de ovario que hubieran ayudado a una detección temprana. Un 61 por ciento presentaba niveles normales de marcadores tumorales tales como el CA 125, un marcador tumoral en sangre que suele estar elevado en casos de cáncer de ovario.

Los investigadores concluyen que “estos datos indican que la realización de la revisión ginecológica de control anual mediante la ecografía transvaginal permite detectar los tumores de ovario en estadios más tempranos”. No obstante, indican que es necesario realizar más estudios prospectivos y randomizados para confirmar estos hallazgos sobre detección temprana.