La edad, principal factor predictor de muerte por COVID-19. Así lo determina una investigación realizada por más de 500 profesionales sanitarios de 127 centros hospitalarios de toda España, que han colaborado en el estudio COVID-19@Spain, promovido por la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC). El objetivo ha sido determinar las características epidemiológicas y clínicas de los pacientes hospitalizados con COVID-19. Los autores han tratado de identificar los factores predictores de muerte.

Los investigadores principales del estudio son Juan Berenguer, del Servicio de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, y José Ramón Arribas, de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario La Paz de Madrid.

Datos de la investigación

La foto fija y hallazgos de esta cohorte nacional, que analizó los primeros 4.035 pacientes con COVID-19 ingresados desde el inicio de la epidemia hasta el 17 de marzo de 2020, mostró que la edad media fue de 70 años y el 25% tenía más de 80 años. El 61% eran hombres. Más del 70% tenía alguna enfermedad subyacente y más del 25% padecía al menos tres enfermedades de base. Las más frecuentes fueron hipertensión arterial, cardiopatía crónica, diabetes, EPOC y obesidad.

Los síntomas más comunes fueron fiebre, tos, malestar general y dificultad para respirar. Durante la hospitalización, uno de cada tres pacientes desarrolló síndrome de distrés respiratorio agudo, el 18,5% ingresaron en UCI y el 15,5% fueron sometidos a ventilación mecánica. Fallecieron el 28% de los pacientes y la muerte ocurrió como media 10 días después del ingreso. La mortalidad fue del 59,3% en los pacientes con distrés respiratorio, del 54.9% en aquellos con edad igual o superior a 80 años, del 47,7% en aquellos que tenían tres o más enfermedades subyacentes, del 45,7% de aquellos sometidos a ventilación mecánica y del 42,4% de aquellos ingresados en UCI.

Predictor de muerte por COVID

El análisis estadístico se ha publicado en la revista Clinical Microbiology and Infection. Entre las conclusiones, destaca la existencia de 17 variables que se asociaron con mayor riesgo de muerte. La edad es el más determinante. Además, se asociaron con mayor riesgo de muerte el sexo masculino, la presencia de algunas enfermedades subyacentes (hipertensión arterial, obesidad, cirrosis hepática, enfermedad neurológica crónica, cáncer activo y demencia). También se han definido algunas características clínicas como dificultad respiratoria o disminución de la conciencia, la baja oxigenación de la sangre. Asimismo, las pruebas de laboratorio indicadas han sido el cociente neutrófilos/linfocitos y la función renal.

Hasta la fecha, se han publicado tres cohortes nacionales de pacientes hospitalizados con COVID-19, dos de China y una del Reino Unido. En todas ellas se hizo una descripción más o menos pormenorizada de los pacientes, la enfermedad y la evolución; sin embargo, en ninguna de las tres se examinó el papel de las pruebas de laboratorio en el pronóstico de la COVID-19.