La Red de los Jefes de Agencias de Medicamentos (HMA) y la Agencia Europea del Medicamento (EMA) han dado a conocer en un documento su estrategia para los próximos cinco años con el fin de garantizar el suministro de medicamentos. En el documento se han recogido las lecciones que se han aprendido durante la pandemia, que serán consideradas estratégicas durante los próximos años. Se espera que se vean reflejadas en varios programas europeos, como son el “EU4Health” y “rescEU”. También se tiene previsto establecer una reserva farmacéutica estratégica de medicamentos críticos y el fomento de la producción de ingredientes farmacéuticos activos (API) en Europa.

Áreas estratégicas

La estrategia de la red de agencias europeas de medicamentos hasta 2025 destaca seis áreas prioritarias que son la disponibilidad y accesibilidad de los medicamentos; el análisis de datos, herramientas digitales y transformación digital; la innovación; la resistencia a los antimicrobianos y otras amenazas emergentes para la salud; los desafíos en la cadena de suministro y la sostenibilidad de la red y excelencia operativa.

Las seis áreas de enfoque estratégico identificadas por las citadas agencias han tenido en cuenta los problemas que han surgido a raíz de la pandemia COVID-19.  En el documento se recoge la necesidad de establecer una mayor colaboración de todos los actores implicados en el proceso, como los organismos de evaluación de tecnología sanitaria (HTA) y los pagadores. También se destaca la importancia de prepararse para la implementación de nueva legislación y establece un mayor enfoque en la cadena de suministro para minimizar la escasez, sin olvidarse de las cuestiones ambientales. Todos estos aspectos se establecerán a través de una buena comunicación y transparencia.

Transformación digital

En este informe se incluye un documento que recoge los principios de gestión de la información que tendrá en cuenta las necesidades empresariales de la Red para la transformación digital, lo que permitirá el desarrollo de una hoja de ruta y la consideración de cómo se pueden aplicar a nivel nacional y a nivel de la red.

Tras su aprobación por el Consejo de Administración de la EMA y por la HMA, la estrategia deberá ponerse en práctica. El documento proporciona una estructura y dirección generales e identifica las áreas que ese trabajo deberán tener en cuenta en todo lo referente a los medicamentos.

Transparencia

Para garantizar la transparencia del proceso, la EMA publicará en su web los detalles de los planes de trabajo y en los informes anuales se detallan las actividades. Esta información también se puede encontrar en la web de la HMA, al igual que la de cada una de las agencias nacionales.

Después de lo vivido, es clave tener en cuenta que la estrategia diseñada sea un documento vivo, que se pueda ajustar a las necesidades propias de cada momento.  De hecho, se celebrarán reuniones periódicas cada 18 meses para valorar si las metas y objetivos establecidos siguen siendo los adecuados o si hay necesidad de ajustarlos a los cambios que se vayan produciendo.

En el documento se incluye que a medida que los elementos de la estrategia se pongan en práctica, se espera que influyan en los estándares internacionales como IDMP e ISO, y ayuden a desarrollar las mejores prácticas acordadas a nivel mundial.