La Unión Europea ha venido pasando por diferentes etapas, intrínsecas al desarrollo de los pueblos y al progreso social. Hay que destacar algunos hitos como el Tratado de París de 1952, inspirado por el entonces Ministro de Exteriores, Robert Schuman y por Jean Monnet, Diplomático, que junto con Konrad Adenauer y Alcide De Gasperi, son considerados como los “Padres de Europa”, creando el embrión de la Unión Europea: La CECA (Comunidad Europea del Carbón y del Acero) que cristalizó en el Tratado de Roma de 1957, que establecía en su preámbulo: “El establecimiento de los fundamentos de una unión permanente más estrecha entre los pueblos de Europa, asegurando una acción común, el progreso económico y social de sus países, a través de eliminaciones de sus barreras que dividen a Europa, teniendo como objetivo ecosocial de sus esfuerzos, el mejoramiento constante de las condiciones de vida, de empleo y de sus pueblos”.

Otro de los hitos destacables fue el Informe de Jacques Delors, que fue presidente de la Comisión Europea (1985 1995), y que elaboró un plan detallado para la Unión Europea, que fue aprobado por el Tratado de Maastrich, entrando en vigor el 1 de noviembre de 1995, y que tenía muy en cuenta el “Welfare State”, el Estado del Bienestar.

Respecto a España, la firma del Tratado de Adhesión tuvo lugar el 12 de junio de 1985. Se firmó el Tratado en el salón de las Columnas del Palacio Real de Madrid, por el presidente del Gobierno, Felipe González, en presencia de S.M. el Rey, el Ministro de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, y del Secretario de Estado para las Relaciones con las Comunidades Europeas, Manuel Marín.

Mi vocación europeísta, de corazón, me llevó a participar en el proceso de adhesión a la CEE, en las áreas que más afectaban y competían: la salud y el consumo. Fueron momentos de ilusión, de mucho trabajo, pero con la meta de que íbamos a conseguir algo importante para España. En aquellos momentos mantuve contactos con Manuel Marín, Secretario de Estado de España para las Relaciones con las Comunidades Europeas y Diputado. Después sería Vicepresidente de la Comisión Europea y Presidente de dicha Comisión, así como Presidente del Congreso de los Diputados (2004-2008), hombre conciliador, con voluntad de diálogo y negociador, que jugó un papel muy destacable en las negociaciones de España con las Comunidades Europeas, con los apoyos de François Mitterrand y Jacques Delors. La Salud Pública ocupó una gran atención en nuestro proceso de Adhesión al Tratado, así como los temas concomitantes para la salud, la seguridad y los legítimos derechos de los consumidores.

Ahora España y con la crisis del covid-19 como telón de fondo, ha participado activamente en las negociaciones de un plan para relanzar la economía de la Unión Europea, por las consecuencias graves que está teniendo la pandemia en nuestro país, que sería beneficiario de más de 140.000 millones de euros, que no estarán disponibles hasta mediados de 2021, puesto que, en primer lugar, tienen que aprobarse los Presupuestos Europeos para el año 2021. El 90% de los Fondos de Recuperación son para financiar reformas estructurales e inversiones para impulsar la economía, modificar el modelo productivo hacia sectores más innovadores, fomentando y potenciando un empleo de
calidad, con políticas proactivas.

A raíz de la crisis económica que viene afectando gravemente a Europa y especialmente a España, es necesario tomar conciencia que la Unión Europea. es aún más necesaria, bajo el prisma de la unidad y solidaridad y buscar la cohesión de los países que la integran, evitando la dicotomía norte-sur.

A pesar de no haber salido Presidenta del Eurogrupo Nadia Calviño, teniendo el apoyo de Alemania, Francia e Italia, en especial de Angela Merkel, continua siendo muy bien considerada en Bruselas, por lo que había que aprovechar estos momentos, para la puesta en marcha del Fondo de recuperación, el Brexit, el Covid-19, para establecer unos nuevos cimientos para la Refundación de la Unión Europea. La presidenta de la Comisión Europea Von Der Leyen, puede asumir un papel de liderazgo con el apoyo de Merkel dada su experiencia y papel vitalizador. La sensibilidad de la Presidenta ante la pandemia del Covid, ella médico de profesión, ha quedado demostrada. Había que poner énfasis, por parte de España, en la construcción de la “Europa de la Salud”, como elemento de unión de todos los ciudadanos. En nuestro país, tenemos grandes expertos que pueden aportar las grandes líneas de actuación, para un plan conjunto y coordinado con todos los países integrantes, para ampliar mas competencias sanitarias y el Espacio Europeo de Investigación, en el que España debe desarrollar el sistema de ciencia y nuevas tecnologías en especial la salud digital y la inteligencia artificial.

El pasado septiembre, en el Debate sobre el estado de la Unión Europea, la Presidenta Von Der Leyen, prometía una recuperación sostenible y transformadora para Europa, haciendo hincapié en dotar de perspectivas de futuro al nuevo programa EU4 HEALTH, creándose una Agencia de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado, que reforzará la capacidad y disposición de la Unión para dar soluciones a las emergencias transfronterizas, señalando la necesidad de construir una Unión Europea de salud más fuerte, idea que exponíamos anteriormente. La Presidenta de la Comisión Europea ha anunciado que convocará una Cumbre Mundial sobre la Salud en 2021, en Italia.

Finalmente, hacer hincapié, que todos los políticos y representantes sociales deben contribuir, de manera unitaria a la vertebración de esta nueva Europa, más solidaria, saludable, equitativa e igual para todos los ciudadanos, cada uno deberán asumir nuestra cota de responsabilidad en esa tarea, con grandes incertidumbres, pero apasionante para el futuro innovador europeo y de España.