“Menos es más” es el lema del XXV  Congreso Nacional de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), en el que la mejora de la eficiencia del Sistema Sanitario ha sido la total protagonista.

Sin embargo, los expertos han dejado de manifiesto que esa eficiencia no puede alcanzarse si no hay un buen liderazgo en el sistema y en los propios hospitales, que permita guiar al resto de los equipos y organizaciones. Así, diferentes expertos han debatido sobre cuál debe ser el mejor modelo de liderazgo en Sanidad.

En este sentido, José María Gasalla, conferenciante, escritor y profesor de Deusto Business School, apostaba por un “modelo de gestión por confianza” y “el líder coach, que está en el banquillo, sin protagonismo”. El experto insistía igualmente en que “para liderar se necesita metodología, pero lo realmente importante es confiar en las personas; pasar del miedo y el híper control a la confianza y el compromiso”, argumentando igualmente que  “el líder tiene que arriesgar y confiar, y tenemos mucho camino por delante”.

Por su parte, Candela Calle, directora gerente del Institut Català de la Salut y directora general del Instituto Catalán de Oncología (ICO), abogaba por un liderazgo transformador, señalando que  “si llegan buenas noticias relacionadas con resultados médicos  es gracias también a que tenemos instituciones orientadas a la calidad y bien lideradas”. En su opinión, la competencia más importante en el liderazgo en el sector sanitario es la emocional. “Hemos de mirar de una manera circular, hacia el liderazgo compartido, que significa también alinear a toda la organización hacia sus líneas estratégicas;  por lo tanto, alineación, confianza y liderazgo compartido”.

Más caminos hacia la calidad asistencial

Otro de los temas relevantes de este encuentro de la SECA era obviamente la mejora de la calidad asistencial.  Para ello se ha invitado a una de las mesas de debate a cuatro directores generales de servicios de salud, para poner en común los modelos de gestión autonómica en España.  Así ,intervenían en la misma David Elvira, director del Servicio Catalán de Salud CatSalut; Óscar Moracho,  gerente del Servicio Navarro de Salud Osasunbidea; Javier Marion, director gerente del Servicio Aragonés de Salud; y Rafael Lopez, director gerente Regional de Salud de Castilla y León.

Todos ellos se han puesto de acuerdo en la necesidad de implantar una cultura de la calidad, “la calidad está en todo”, más allá de los procesos. Más concretamente, Óscar Moracho hablaba incluso de transformar el sistema, “no simplemente mejorarlo  o  cambiarlo”. Los expertos coincidían igualmente en  la importancia del “no hacer” y de la eficiencia para lograr la sostenibilidad del sistema.