Los recién nacidos cuyas madres han estado expuestas a altos niveles de contaminación una semana antes del parto tienen un mayor riesgo de ser ingresados en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), según un estudio llevado a cabo por investigadores estadounidenses y que ha sido publicado en la revista Annals of Epidemiology.

Estudios anteriores habían demostrado que los niños nacidos de mujeres expuestas a altos niveles de contaminantes del aire corrían el riesgo de tener un parto prematuro, de ser pequeños para su edad gestacional al nacer y de crecer más lentamente de lo normal en el útero.

Ante este escenario, los investigadores analizaron los datos de más de 223.000 nacimientos acontecidos en 12 centros sanitarios de Estados Unidos desde 2002 hasta 2008. Compararon los datos de calidad del aire en el área donde ocurrió cada nacimiento la semana anterior al parto, el día anterior al parto y el día del parto. Posteriormente compararon estos intervalos de tiempo con los datos de calidad del aire dos semanas antes del parto y dos semanas después del parto para identificar el riesgo de admisión a la UCI asociado a los niveles de contaminación.

En el estudio también se examinaron las probabilidades de admisión en la UCI asociadas con altas concentraciones de partículas (partículas de contaminación) de menos de 2,5 micrones de diámetro (PM2.5). Estos tipos de partículas provienen de diversas fuentes, entre ellas motores diesel y de gasolina, centrales eléctricas, vertederos, instalaciones de alcantarillado y procesos industriales.

De esta forma, comprobaron que la exposición a altas concentraciones de compuestos orgánicos en el aire se asociaba a un aumento del 147 por ciento en el riesgo de admisión a una UCI. Asimismo, los iones elementales de carbono y de amonio presentaron aumentos similares en el riesgo (38% y 39%, respectivamente), mientras que la exposición a compuestos de nitrato se asoció a un riesgo un 16 por ciento mayor de admisión a UCI.

Finalmente, los expertos han informado de que las posibilidades de admisión en la UCI aumentaron significativamente con la exposición a contaminantes relacionados con el tráfico el día anterior y el día del parto, en comparación con la semana anterior al parto.