La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha solicitado incrementar los presupuestos para AP (Atención Primaria). Esto pasaría además por reabrir centros de salud cerrados y acabar con el déficit de personal.

En concreto, la FADSP aboga por recuperar los presupuestos de AP previos a 2008. Es decir, antes de los recortes sanitarios realizados tras la crisis económica. Entonces el porcentaje de los presupuestos de AP descendió al 14 por ciento. Los profesionales hace tiempo que reclaman crecer hasta el 25 por ciento del gasto sanitario total.

Además, ha lamentado que desde el año 2015 se hayan cerrado 250 centros de salud en toda España. Esto explica en parte la falta de espacios y personal para hacer frente a la pandemia. “Aumentar el número de nuevos centros de salud y el espacio en los mismos evitaría aglomeraciones y prevendría contagios”, defienden desde la FADSP.

Financiación europea para los presupuestos de AP

Por otro lado, la FADSP ha comentado que los nuevos fondos trasferidos a sanidad por la Unión Europea deberían destinarse a crear y ampliar infraestructuras y equipamientos. También a aumentar los presupuestos de AP para el capítulo de personal.

A esto habría que añadir el fondo de 1.080 millones del Ministerio de Sanidad para recuperar la Atención Primaria tras la pandemia. La distribución de este fondo finalista debería repartirse entre los Servicios de Salud de las Comunidades Autónomas. Todo ello según criterios de equidad y necesidad (población, envejecimiento o dispersión).

Esto significa a corto plazo un aumento de, al menos 2.000 profesionales de medicina. Otros 4.500 serían para enfermería en AP en España. A medio plazo, se debería avanzar hacia una relación de profesional de enfermería/ de medicina de 1,5. “Por otro lado no parece razonable aceptable que la AP tenga el 25 por ciento de las plazas medicas frente 56 por ciento de la hospitalaria, cuando la proporción Europa es de 1/1”, concluyen desde FADSP.