La Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) consolida su servicio de ayudas ante situaciones imprevistas durante la jornada laboral. En concreto, se trata de la prestación de Apoyo Familiar, que fue especialmente demandado a raíz de la pandemia.

Esta es una prestación destinada a facilitar la conciliación del médico/a. Consiste en una ayuda económica, de carácter puntual, para contratar una ayuda a domicilio ante situaciones imprevistas. Esta habitualmente se traduce como servicio puntual de canguro para hijos entre edades de 0 a 6 años. Son destinatarios de esta ayuda los médicos y médicas colegiados. También socios protectores, profesionalmente activos, con hijos a cargo en edades entre 0 y 6 años. Así lo ha difundido la FPSOMC este mes, dentro de la campaña de divulgación “12 meses, 12 prestaciones”.

Ayudas para situaciones imprevistas

En cuanto a esta prestación para situaciones imprevistas, la aportación de la FPSOMC es la disponibilidad de 40 horas máximo al año por unidad familiar, con uno o dos hijos menores. La disponibilidad será 80 horas máximo al año de la unidad familiar para casos de familias monoparentales, numerosas o con uno o más hijos con discapacidad. Por otra parte, se ofrece hasta un 50 por ciento del coste-ayuda, previa valoración de ingresos de la Unidad Familiar.

“Facilitar la vida a nuestros médicos y médicas es uno de los objetivos de la FPSOMC. Como profesionales estamos sometidos a situaciones imprevistas que se escapan de nuestro control, pero requieren que estemos al lado de nuestros pacientes”, recordaba Tomás Cobo, presidente de la FPSOMC.

Cabe recordar que durante la pandemia de COVID-19 la FPSOMC aprobó una ampliación extraordinaria de la Ayuda de Apoyo Familiar en el hogar. Esta ya estaba contemplada en el Catálogo 2020. En base a esta necesidad esta ayuda se mantiene en el Catálogo de Prestaciones de la FPSOMC en 2021 para todos los médicas y médicos que lo precisen.