La Fundación para la Protección Social de la OMC es un órgano de solidaridad entre el colectivo médico ante las diversas necesidades de los médicos y sus familias.  En este último año, ha dado de alta a un total de 744 nuevos beneficiarios. De esta forma, en la actualidad proporciona asistencia a cerca de 3.000 beneficiarios a través de las distintas prestaciones de protección social recogidas en su catálogo. Todo gracias a las aportaciones voluntarias de los miembros de la profesión médica, socio protectores, o las personas donantes.

En concreto, en 2020 gestionó un total de 2.361 prestaciones ordinarias. Estas engloban atención social, asistenciales, dependencia-discapacidad, conciliación de la vida personal, familiar y profesional, la salud del médico, y protección en el ejercicio profesional. Asimismo, dentro del Catálogo Covid gestionó 19 prestaciones extraordinarias.

Prestaciones de los nuevos beneficiarios

Estos nuevos beneficiarios también tuvieron acceso a las distintas prestaciones. Así, se destinó 112 prestaciones del Servicio de Atención Social; 1.962 prestaciones Asistenciales; 179 ayudas de Dependencia y Discapacidad; 64 de Conciliación de la Vida Personal, Familiar y Profesional; 20 de Prevención, Promoción y Protección de la Salud del Médico; y 24 de Protección en el Ejercicio Profesional. Estos datos han sido extraídos de la Memoria de Actividades de 2020 que la FPSOMC ha publicado recientemente.

En cuanto al Catálogo de Prestaciones Covid-19 se gestionó un total de 19 ayudas extraordinarias. Estas se disgregan en 10 ayudas familiares por Defunción del Socio Protector; 3 prestaciones de apoyo familiar en el hogar; 2 becas a huérfanos de socio protectores; 2 destinadas a otras situaciones Covid-19; 1 de atención psicológica y una ayuda a huérfanos mayores de 21 años.

La FPSOMC puso en marcha estas ayudas a raíz de decretarse el Estado de Alarma por la Covid-19 en el mes de marzo en 2020. Especialmente al observar los efectos de la pandemia sobre el colectivo médico y sus familias. Por ello, la Junta de Patronos aprobó una serie de medidas destinadas, a paliar, en la medida de lo posible, dichos efectos.