La Fundación Mylan presenta ADAF, una herramienta española que permite a los oncólogos identificar de forma precoz los efectos psicológicos y emocionales que causa el cáncer en cada paciente. Según sus impulsores, se trata de “una solución específica, fiable y de fácil manejo”. A través de un cuestionario, ADAF mide tres variables “que pueden resultar fundamentales para la evolución del paciente oncológico”:

  1. Afrontamiento de la enfermedad.
  2. Ansiedad.
  3. Depresión.

 

En la presentación de ADAF, Javier Anitua, director de la Fundación Mylan para la Salud, ha hablado de su compromiso “con la calidad de vida de los pacientes”. “En el caso de las personas con cáncer, es fundamental la disposición emocional y psicológica para hacer frente a la enfermedad. Por ello, les brindamos esta ayuda que facilita a los oncólogos instrumentos específicos de evaluación”.

La Fundación Mylan presenta ADAF

También han participado en la presentación de este proyecto Pedro Perez Segura, jefe de Servicio de Oncología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid; Mª Ángeles Pérez, del Servicio de Radioterapia del Hospital 12 de Octubre de Madrid; José Luis Baquero, director y coordinador científico del Foro Español de Pacientes; Santos Enrech, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital de Getafe, e Ignacio Juez, jefe de Servicio de Oncología del Hospital Universitario de Fuenlabrada.

Javier Anitua ha comentado que hace dos años la Fundación Mylan encargó un informe al Instituto Max Weber para conocer el abordaje del estado emocional en el ámbito de la Oncología. Según los resultados, el 82 por ciento de los hospitales españoles no realizan ningún tipo de cribado psicológico a los pacientes con cáncer. Asimismo, los oncólogos carecen de formación adecuada para comunicar malas noticias. Y tampoco existe una monitorización de la evolución psicológica a lo largo del tratamiento del paciente con cáncer.

Por su parte, Pedro Pérez Segura ha indicado que el objetivo de ADAF es “identificar de una manera sencilla y rápida qué pacientes necesitan ser derivados a la atención de psicólogos o psiquiatras para poder mejorar el impacto emocional que supone su enfermedad”. Además, es una herramienta de fácil y rápida aplicación, ha añadido el responsable de Oncología del Clínico San Carlos.

“Realmente no existe una formación reglada en Comunicación durante la carrera de Medicina. Durante la residencia y en el día a día aprendemos de nuestros mayores y de nuestra propia experiencia”, ha comentado Pérez Segura. Durante la trayectoria profesional, también se realizan cursos, talleres, etc., pero no de una forma protocolizada o estandarizada.

Herramienta de cribado

Por su parte, Mª Ángeles Pérez ha comentado que los hospitales cuentan en la actualidad con escalas que son demasiado largas y complejas. “La herramienta de cribado ADAF puede ser un buen punto de comienzo” para mejorar la situación actual, ha dicho la especialista del Servicio de Radioterapia del Hospital 12 de Octubre.

Como portavoz de los pacientes, José Luis Baquero ha definido como “una necesidad insatisfecha el abordaje de la afectación emocional de un paciente cuando se le diagnostica cualquier enfermedad y, por supuesto, en Oncología”. El director del Foro Español de Pacientes ha resaltado la necesidad de “medir los resultados desde la perspectiva del paciente”. También ha hablado de tener en cuenta sus expectativas y su satisfacción.

Por ello, Baquero se ha mostrado complacido por la intervención de los pacientes en las distintas fases de este proyecto. “Gracias a esta herramienta, se puede tratar a estos pacientes de una forma precoz en el ámbito emocional de su enfermedad”.