La Fundación Tecnología y Salud ha presentado el ‘Informe COVID-19. Construyendo un Nuevo Futuro’. Reflexiones y Nuevos Retos, desde un Enfoque Clínico y Organizativo’. Se trata de un documento que propone “una estrategia nacional que apueste de manera prioritaria por la tecnología sanitaria”. Según la Fundación que preside Fernando Bandrés, “es un sector aliado clave en el proceso de reconstrucción ante la pandemia. También ayudará a hacer frente a posibles crisis sanitarias futuras”.

La Fundación ha realizado un análisis de la situación vivida en el último año. Asimismo, ha realizado diversas propuestas para mejorar la capacidad de respuesta del sistema sanitario. Margarita Alfonsel, secretaria del Patronato de la Fundación Tecnología y Salud, ha hablado de la necesidad de “trabajar sin demora en un plan integral que sitúe a España en una posición de liderazgo y fortalezca”. “Debe impulsar nuestro tejido empresarial y apoyar el desarrollo de empresas innovadoras”.

Digitalización

El informe ha enumerado una serie de propuestas para la mejora del sistema de salud.

  1. Construcción de un sistema sanitario digitalizado e integrado.
  2. Garantía de una atención sanitaria de calidad.
  3. Un sistema centrado en la prevención y el diagnóstico precoz.
  4. Desarrollo del concepto ‘smarthealth’.
  5. Protagonismo de la tecnología para avanzar en la coordinación entre hospitales, centros de Atención primaria y Residencias.

 

La Fundación Tecnología y Salud defiende la colaboración

“Las soluciones también deben sustentarse en un marco estable de colaboración entre el sector de la tecnología sanitaria y las administraciones sanitarias, que deben concebir al sector como un aliado estratégico”, han indicado los autores del documento. Respecto a la financiación y la política de compras, el informe ha reclamado que “se antepongan la calidad y los resultados al precio”. Asimismo, ha reivindicado el valor de “las empresas comprometidas con la calidad, la seguridad y la ética”.

La formación de profesionales también ha ocupado un espacio en el informe. Los sanitarios deben tener los conocimientos para atender a los pacientes con COVID-19. Además, se les debe habilitar para el manejo del material y el equipamiento utilizado. Según la Fundación, “hay que ‘tecnologizar’ la asistencia sanitaria en el marco hospitalario. También en Atención Primaria, domiciliaria, laboral, de residencias y, sobre todo, en la atención a la cronicidad”.

Margarita Alfonsel ha comentado que el informe de la Fundación Tecnología y Salud pretende ser “una herramienta para la reflexión compartida”. Por ello, ha hecho una llamada de atención “para que los errores no se repitan”. “Si algo ha enseñado la crisis de la COVID-19 es que son necesarios protocolos de actuación para el abordaje de una emergencia sanitaria. En la toma de decisiones políticas deben participar equipos multidisciplinares de expertos de los distintos ámbitos”, ha añadido.