En entrevista con el médico Genáro Vázquez Elizondeo, gastroenterólogo originario de Nuevo León y ex-presidente de la Asociación de Gastroenterología del mismo estado, detallamos las causas de la gastritis y su aumento en la temporada navideña.

En el caso de los alimentos, no hay recomendaciones universales, cada paciente reacciona a diferentes alimentos, si el problema existe, el alimento exacerbará los síntomas. El exceso de alcohol, picante, postres y alimentos grasosos pueden complicar los cuadros de la enfermedad por reflujo gastroesofágico, conocida también como ERGE, que se caracteriza por la regurgitación de los jugos gástricos que van del estómago al esófago, lo que causa irritación interna y sensación de quemadura en la garganta y boca.

Los datos de alarma que deben considerarse son: vómito, coloración en las evacuaciones, pérdida de peso no intencionada y constancia en los malestares, sobre todo si estos infieren en la calidad de vida.

Es importante hacer hincapié en el paciente que el uso de medicamentos de venta libre solo puede estar ocultando un problema más serio como cáncer gástrico, esofagitis, esófago de Barret, pólipos o úlceras gástricas que en casos severos requieren una intervención quirúrgica.

Hay una relación directa con la Helicobacter Pilori y las úlceras gástricas, ya que si son provocadas por dicha bacteria. Se tiene un 10 a 15% de riesgo de convertirse en cáncer de estómago. Combatir la bacteria es relativamente fácil, puede tratarse con terapia combinada de antibióticos y con inhibidores de bomba de protones.

Es necesario que si hay persistencia en los síntomas, el médico general refiera a tiempo al paciente con un especialista con la intención de descartar problemas más serios como el cáncer.