Según datos de la Memoria Anual 2018 de la SEHH-FEHH, pendiente de publicación, en 2018 se llevaron a cabo un total de 173 ensayos clínicos y/o estudios relacionados con el cáncer hematológico en el seno de la Sociedad, con la implicación directa de 9 de sus 20 grupos cooperativos. Así se ha puesto de manifiesto con motivo del Día Mundial de la Investigación en Cáncer, que se celebra el 24 de septiembre. Una iniciativa impulsada por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y apoyada por la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), que nace “como contribución a los objetivos de la Declaración Mundial del Cáncer, para impulsar la investigación en esta área, evitar que se frene su desarrollo y, en definitiva, lograr avances científicos que contribuyan a vencer el cáncer”.

Las predicciones muestran que, en los próximos años, el cáncer será la principal causa de muerte en el mundo, con 13 millones de fallecimientos estimados para 2030. En la actualidad, la tasa de supervivencia global se acerca al 50 por ciento, gracias fundamentalmente a los esfuerzos de la investigación, como ha informado la Sociedad Científica en un comunicado. De cara al futuro, “se esperan grandes avances que mejorarán el abordaje de estos pacientes, especialmente en el ámbito de las hemopatías malignas”, destaca Jorge Sierra, presidente de la SEHH.

“La terapia de precisión con nuevas moléculas y la inmunoterapia despuntan en el tratamiento del cáncer hematológico y están incrementando sus tasas de supervivencia”, añade. Sin embargo, “surgen nuevos problemas y dudas en torno a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) a causa de los elevados precios de los medicamentos innovadores”. Desde la SEHH se pide adaptar el SNS a los nuevos tiempos, dedicar a la Sanidad un porcentaje del PIB similar al de los países más avanzados de la Unión Europea y copiar lo que hacen estos mismos países en materia de mecenazgo.

Aunque hay identificados más de una decena de tipos diferentes de cáncer de la sangre, los linfomas, las leucemias y los mielomas múltiples son los más frecuentes, con una incidencia anual estimada de 10.000, 6.000 y 3.000 casos respectivamente, según datos de la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN). Con respecto a su prevalencia, se estima que en España podría haber 23.000 pacientes con algún tipo de linfoma, 16.000 con alguna leucemia y cerca de 6.000 con mieloma múltiple.