Uno de los retos que han de afrontar los profesionales sanitarios son los bulos e informaciones confusas que circulan en internet. Y es que ante un paciente cada vez más implicado en su salud, surge siempre el dilema de si consulta o no las fuentes adecuadas. Para saber cómo de real es este problema, Aegon ha realizado el II Estudio de Salud y Estilo de vida, del que se desprende que el 70 por ciento de los españoles padece hipocondría digital, un 23 por ciento más que en 2018.

Además, cada vez más españoles dan credibilidad a la información que encuentran en internet. En 2018, un 44 por ciento de los encuestados buscaba información en internet y cerca del 14 por ciento le daba credibilidad a su búsqueda. De la segunda edición del estudio se desprende que, en la actualidad, un 67,5 por ciento de los españoles busca enfermedades en la red y un 28 por ciento da credibilidad a este diagnóstico.

Aunque quizás el dato más preocupante, es que la búsqueda de enfermedades en internet se relaciona directamente con el porcentaje de españoles que se automedican. Según el estudio, uno de cada tres españoles se automedica y de este grupo, el 73 por ciento afirma buscar síntomas en la red. Asimismo, un 30 por ciento de los encuestados otorga credibilidad a las búsquedas realizadas, frente a un 42,7 por ciento que no lo hace.

Diferencias por población

El objetivo de este informe es el de analizar la evolución de las tendencias en materia de estilo de vida y salud en la sociedad actual, centrándose entre otros aspectos en las consecuencias de las nuevas tecnologías sobre la salud diaria. Por ello, para profundizar en estos datos, también aporta información según edad, lugar de residencia o situación laboral.

Así, siete de cada diez jóvenes de entre 18 y 29 años padecen de hipocondría digital y cerca del 30 por ciento da credibilidad a las respuestas que encuentran en la red. No obstante, a medida que avanzan en edad el porcentaje de personas que padecen esta enfermedad disminuye, en parte debido al menor uso que hacen de la tecnología: tan solo el 57 por ciento de los mayores de 65 años consulta síntomas en internet y un 27 por ciento cree lo que encuentra.

Por otra parte, las Islas Baleares se sitúan como la región donde mayor número de personas buscan enfermedades en internet (78 por ciento). Le siguen Andalucía (74 por ciento), Islas Canarias (71 por ciento) y Asturias (68 por ciento). En el otro extremo se encuentra la Comunidad de Valenciana, donde esta cifra no alcanza el 60 por ciento, seguido de Extremadura (60,3 por ciento) y Cantabria (61,8 por ciento).

Por último, el estudio también señala que las mujeres, por su parte, padecen más hipocondría digital que lo hombres (un 73 por ciento de mujeres, frente a un 62 por ciento de hombres). En cuanto a la situación laboral, siete de cada diez trabajadores (70,5 por ciento) buscan síntomas en internet y el 30 por ciento le da credibilidad a esa búsqueda frente a casi el 40 por ciento que no lo hace.