La Sociedad Española de Hospitalización a Domicilio (SEHAD) ha organizado un encuentro virtual con diferentes especialistas que han tratado en primera línea la crisis sanitaria causada por la COVID-19. Entre las principales conclusiones, los expertos destacan que esta modalidad de atención sanitaria requiere más recursos y menos improvisación.

Diez profesionales han intervenido en el webinarPlasticidad de la Hospitalización a Domicilio en la atención a pacientes con infección COVID-19’. Beatriz Massa, presidenta de SEHAD, ha señalado que el objetivo ha sido “compartir las experiencias vividas y las medidas adoptadas para afrontar la irrupción abrupta” que ha supuesto la pandemia.

“La crisis sanitaria nos ha obligado a realizar cambios organizativos, de gestión, de logística, de recursos materiales y humanos, etc. Hemos tenido que reinventarnos. La hospitalización a domicilio ha demostrado su capacidad de reacción y de adaptación a entornos que no son tan estáticos como otros ámbitos de la asistencia sanitaria”.

Beatriz Massa ha enumerado una serie de “valores” que caracterizan a la hospitalización a domicilio “como modelo asistencial”, y que “se han puesto en evidencia durante la pandemia que todavía estamos viviendo”:

  1. Manejo de la telemedicina.
  2. Toma de decisiones a distancia del paciente.
  3. Modelo de atención multidisciplinar.
  4. Abordaje de pacientes crónicos, complejos, paliativos, con procesos agudos.
  5. Trabajo en escenarios complicados y variantes.

“Desde la SEHAD queremos seguir contribuyendo a la visibilidad que nuestro modelo asistencial requiere no solo a nivel nacional, sino internacional”, ha dicho la presidenta. “En España hemos echado de menos que de una manera oficial se haya contado con nuestro modelo para atender pacientes complejos en el domicilio”.

Sin respuesta del Ministerio

Según su presidenta, la SEDAH trasladó al Ministerio de Sanidad una propuesta al principio de la crisis que todavía no ha obtenido respuesta. “Hemos echado de menos un posicionamiento claro. Una vez más, cada comunidad autónoma, incluso cada área de salud, ha tenido que innovar en este modelo en función de las necesidades locales. Esto solo resuelve situaciones concretas. Somos un modelo claramente definido, con unos estándares claros, y nos gustaría que hubieran contado con nosotros de una manera más específica”.

Otro lamento de la presidenta de la SEDAH es que sus datos “de atención, de asistencias y de ingresos no son visibles”. Esta sociedad ha publicado “unas directrices” que recogen los criterios de derivación a la hospitalización a domicilio. “Nos gustaría que fuesen tomados en cuenta en el futuro”, ha dicho la presidenta.

Más recursos y menos improvisación

Los participantes en el webinar de la Sociedad Española de Hospitalización a Domicilio han intercambiado sus experiencias durante los últimos meses. La escasez de recursos y la improvisación son dos de las principales dificultades con las que se han encontrado los profesionales. En el ámbito positivo, han destacado su facilidad para adaptarse a las nuevas circunstancias, así como el trabajo en equipo.

Manuel Mirón, vocal de la SEHAD y facultativo del Hospital Universitario de Torrejón (Madrid), ha explicado que la coordinación con Atención Primaria “ha cambiado a lo largo de la crisis”. “En las últimas fases se está citando al paciente para la realización de radiografías y analíticas en el centro hospitalario. Estas pruebas posteriormente son valoradas por su médico de Primaria. En caso de duda, se consulta con el internista a través de e-consulta”.

Además, Manuel Mirón ha comentado que la enfermera de continuidad asistencial del hospital informa de todas las PCR positivas al centro de salud. También, hay comunicación entre las Unidades de Atención a Residencias y el especialista de enlace del hospital.