La reunión entre la Consejería de Sanidad de Madrid y el comité de huelga en Atención Primaria ha finalizado sin acuerdo. De este modo sigue en pie la convocatoria de huelga en Madrid a partir del próximo lunes, día 21.

Según ha explicado tras el encuentro la secretaria general de Amyts, Ángela Hernández, se han constatado “algunos puntos en los que podría haber aproximación”. Sin embargo, la Consejería de Sanidad parte de “un no rotundo a todo lo que suponga financiación”. A este respecto, Amyts añade que “no hay ni siquiera un pequeño acercamiento”. Aun así, tampoco se dan por rotas las negociaciones, pero la gestión “a coste cero” dificulta la negociación. "El tener que pedir informes perceptivos a Hacienda no se puede convertir en un parapeto para que nunca haya dinero para Atención Primaria y sigamos gestionando a coste cero", ha censurado la portavoz de Amyts.

Por su parte, desde la Consejería de Sanidad han explicado que el Gobierno regional ha mostrado "la mano tendida para seguir con mejoras organizativas para los profesionales de Atención Primaria”. Argumentan que son unos avances que ya se vienen desarrollando en el Plan impulsado en 2021 con una dotación de 200 millones de euros. Además, han recordado, para el próximo año la Comunidad va a dedicar 2.444 millones a Atención Primaria, 444 millones más que este año, un 22,2 por ciento más.

Huelga en Madrid

Para esta huelga en de médicos y pediatras de Atención Primaria se han fijado unos servicios mínimos que, según los convocantes del parón, "permiten" el desarrollo de la huelga en Madrid. Pese a ello, se firmó en desacuerdo porque no tenían en cuenta el dimensionamiento de los centros. Así, de cara al lunes, han advertido, la situación puede ser complicada en los centros de salud.

“Pedimos a los ciudadanos que esta vez se alíe con nosotros; que no acuda a los centros si nos son temas absolutamente necesarios”, explican los convocantes.  Finalmente, ha recordado que la situación en Atención Primaria no viene de ahora sino de mucho antes.  Ante esta situación, los médicos de familia y pediatras han trasladado “muy firmemente" que la Atención Primaria "no puede continuar así, que alguien tiene que responsabilizarse y comprometerse con una atención suficiente de la Atención Primaria y las cosas no salen a coste cero”.