El diagnóstico en Linfoma Hodgkin y no Hodgkin llegará a los 9.000 españoles en 2020, según las expectativas del Grupo Oncológico para el Tratamiento y Estudio de Linfomas (Gotel). Los especialistas de este grupo de investigación han destacado que en los últimos ocho años los nuevos casos de este tumor han aumentado un 7 %, como ha indicado Mariano Provencio, jefe de Servicio de Oncología del Hospital Puerta de Hierro de Madrid y presidente de Gotel. “En la última década hemos asistido a un crecimiento en la incidencia de los linfomas y las previsiones indican que la cifra de nuevos diagnósticos se irá intensificando”, ha añadido.

Por su parte, Javier Lavernia, oncólogo médico del Instituto Valenciano de Oncología (IVO) y miembro de Gotel, ha manifestado que en investigación es necesario dirigir todos los esfuerzos hacia diagnósticos más exactos y tratamientos más específicos para cada persona. “Se deben aunar esfuerzos para buscar dianas terapéuticas que mejoren los resultados de los tratamientos. Así se conseguirá que aquellos pacientes que pueden recaer, no lo hagan”.

Estas mejoras tienen como objetivo reducir la cifra de mortalidad que en la actualidad es de siete fallecidos por cada 100.000 habitantes, y que en las próximas décadas seguirá creciendo con hasta 10 defunciones. Para evitar el aumento de esta incidencia, los expertos demandan más especialistas, ya que el estudio y tratamiento de linfomas se dirige hacia una Medicina de Precisión, cada vez más especializada, con nuevas técnicas y terapias. En palabras de Mariano Provencio, “aunque las nuevas generaciones se interesen, la complejidad de los linfomas requiere en los centros sanitarios grandes o medianos un incremento de hasta un 30-40 % más de facultativos en plantilla”.