En el marco del Día Nacional Contra el Cáncer Pulmón, el doctor José Francisco Olguín Sánchez, jefe del área de Inmunooncología en Bristol Myers Squibb, compañía biofarmacéutica global, comenta sobre la importancia de diagnosticar el cáncer de pulmón de manera oportuna y dar una segunda oportunidad a los casos avanzados.

¿Cuál es es el panorama sobre el cáncer de pulmón en México y en el mundo?

A nivel mundial es uno de los cánceres con mayor índice de mortalidad, si hablamos específicamente de México. Globocan 2020[i] reporta que es el séptimo con mayor número de casos nuevos y el cuarto con mayor mortalidad, ocasionando más de 7.000 muertes en el último año.

Es más frecuente entre hombres que en mujeres. Es importante que en ambos géneros podamos trabajar en cuestiones de prevención como en el cambio de hábitos y la concienciación para acudir al médico de manera regular.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Los factores de riesgo son ampliamente conocidos por el personal médico. El principal es el tabaquismo activo y pasivo, estar expuesto a una cocina de leña y respirar estos hidrocarburos, exposición a gases y medio ambiente de riesgo; en cuanto herencia, es importante saber que si hay un antecedente en la familia, el riesgo de padecerlo aumenta.

El médico general debe hacer una buena historia clínica para contemplar estos antecedentes y si se presentan síntomas como la tos que no mejora, presencia de hemoptisis, pérdida repentina de peso y poca o ninguna mejora, es cuando se debe pensar en un posible caso de cáncer de pulmón.

¿Hay algún retraso en el diagnóstico?

Desafortunadamente, en México existe un retraso en este diagnóstico, ya que los pacientes suelen llegar en etapas avanzadas y con síntomas muy evidentes. Sin embargo, nuestro trabajo y compromiso se encuentra en cambiar el paradigma para los pacientes en etapas avanzadas a través del desarrollo y la creación de medicamentos innovadores y darles nuevas oportunidades para combatir el cáncer con una buena calidad de vida.

¿Cuáles son las opciones terapéuticas?

En etapas tempranas existen opciones como la cirugía, radioterapias que destruyen los tumores, y en etapas más avanzadas con presencia de metástasis que haya migrado a otros órganos, existen las terapias sistémicas como la quimioterapia y las terapias blanco-dirigidas y la más reciente es la inmunoterapia o Inmunooncología que ayuda que sea el propio cuerpo el que reconozca a las células cancerígenas y las destruya sin necesidad de matar células sanas.

Se ha descubierto que la inmunoterapia tiene una gran respuesta en etapas avanzadas con una sobrevida de más de 5 años libre de progresión. Estos resultados han abierto la investigación sobre su utilización en etapas tempranas y sus beneficios.

¿Cuál es su disponibilidad en el sector salud público en nuestro país?

En el 2020 esta terapia fue incluida en el Compendio Nacional de Insumos para la Salud. Por lo tanto, cada institución debe llevar los procesos pertinentes para que la inmunoterapia sea una realidad en la salud pública.

¿Cómo ha afectado la pandemia en el tratamiento de los pacientes con cáncer de pulmón?

El paciente debe comunicarse con su médico y buscar el seguimiento correspondiente a cada caso, tanto para detectarlo y diagnosticarlo, como para continuar con el tratamiento. Sabemos que la pandemia ha traído complicaciones en el seguimiento de los pacientes por las conversiones con los hospitales dedicados para la COVID-19.

[i] https://gco.iarc.fr/today/data/factsheets/populations/484-mexico-fact-sheets.pdf