Los nuevos tratamientos de inmunoterapia están demostrando resultados positivos en el abordaje del cáncer de mama, según ha explicado Marta Santisteban, codirectora del Área de Cáncer de Mama de la Clínica Universidad de Navarra. “El uso de vacunas antitumorales y otras inmunoterapias, junto con el tratamiento convencional de quimioterapia, están demostrando un alto potencial terapéutico contra los tumores de mama más agresivos”, ha señalado con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama que se conmemora este sábado 19 de octubre.

Un reciente estudio liderado por la Clínica Universidad de Navarra demuestra que el tamaño del tumor en la mama se reduce en las pacientes un 20 % más al añadir a la terapia convencional con quimioterapia vacunas con células dendríticas, un tipo de células inmunitarias que estimulan la acción de defensa del organismo frente al tumor. Esta investigación, iniciada en 2010, ha sido publicada en el British Journal of Clinical Pharmacology.

Estas vacunas se fabrican en el Laboratorio de Terapia Celular de la Clínica Universidad de Navarra con células de la propia paciente, por lo que se trata de un medicamento personalizado. La Dra. Santisteban ha informado de que la Clínica hace terapia celular que se administra mediante vacunas en combinación con el tratamiento estándar: “Hemos comprobado que el tamaño de los tumores disminuye”.

La Clínica de Navarra también ha anunciado su participación en el primer ensayo contra esta enfermedad con células TIL o linfocitos infiltrantes de tumores, otro tipo de células del sistema inmune que se encuentran de forma natural en el tumor del paciente. La estrategia consiste en seleccionar en el laboratorio los TIL que mejor reconozcan al tumor, cultivarlos en el laboratorio y, después de ser ‘activados’ para atacar al tumor, infundirlos de nuevo a la paciente.

Triple negativo

Entre los tipos de cáncer de mama, el triple negativo es el de peor pronóstico y al que se están dirigiendo los esfuerzos en investigación para encontrar una terapia dirigida. Recientes investigaciones, presentadas en el último Congreso Europeo de Medicina Oncológica (ESMO 2019), demostraron que añadir inmunoterapia con anticuerpos monoclonales al tratamiento con quimioterapia para este tipo de tumor en un estado inicial de la enfermedad, logra que el tumor desaparezca en un 60 % de los casos.

Isabel Rubio.El 30 % de las pacientes diagnosticadas con tumores localizados, recae tras los primeros años del tratamiento. Marta Santisteban ha comentado que el objetivo de estos nuevos estudios es “mejorar las terapias innovadoras para reducir la recaída lo más posible. A su vez, estas investigaciones rompen el paradigma convencional del abordaje de la enfermedad en un estadio inicial, donde estos nuevos tratamientos combinados son previos a la cirugía”.

Nuevas alternativas terapéuticas

Por su parte, Isabel Rubio, directora del Área de Patología Mamaria y presidenta de la Sociedad Europea de Especialistas en Cáncer de Mama (Eusoma, por sus siglas en inglés), ha hablado de la iniciativa europea para potenciar la atención del cáncer de mama, ‘Transformando juntos el cáncer de mama’ (Transforming Breast Cancer Together). “Se trata de mejorar la atención a necesidades no resueltas de las pacientes, con el objetivo de reducir el impacto personal y social de esta enfermedad”. Los impulsores de esta campaña solicitan que el cáncer de mama se convierta en una prioridad de salud pública para garantizar mejores medidas de prevención, detección y atención a la enfermedad.

No es una cuestión de suerte

La Clínica Universitaria de Navarra ha puesto en marcha, durante el mes de octubre, la campaña #NoEsUnaCuestiónDeSuerte que destaca la importancia de la investigación para combatir este tipo de tumor. Con el lema ‘Comprometidos con la curación del cáncer de mama’, el hospital navarro se suma a la sensibilización existente a nivel internacional en la lucha contra esta enfermedad.