Durante el Día Mundial de la Lucha Contra el SIDA que se conmemora cada 1 de diciembre, es importante enviar mensajes claros a los profesionales de la salud. Hay medicamentos para combatirlo que ayudan a las personas seropositivas a tener una vida larga y saludable y prevenir su transmisión.

De acuerdo con las declaraciones del especialista en infectología Christian Reynaga Ortega, la infección por el VIH y el SIDA se han transformado gracias a los antirretrovirales, ya que la enfermedad era considerada como mortal.

Transformación para mejorar la calidad de vida

A pesar de que el tratamiento permite incorporarse a una vida productiva, es necesario un manejo integral que permita una buena calidad de vida. No se puede olvidar que cada año se diagnostican entre 13 mil y 16 mil personas en México, un aproximado de 40 personas al día.

El Dr. Christian Reynaga destaca que en México los pacientes diagnosticados con VIH tenían una supervivencia de uno a cinco años. Sin embargo, en la actualidad hay un nuevo grupo de antirretrovirales, conocidos como inhibidores de proteasa (IP), que brindan una supervivencia prácticamente igual a la de una persona sin la enfermedad.

Además se ha demostrado que los IP combinados con los medicamentos existentes (los inhibidores de la transcriptasa)  logran retrasar el daño del sistema inmunológico y mejorar sustancialmente la calidad de vida de las personas. Estos se conocen como tratamiento antirretroviral de alta actividad o TARAA.

Es importante mencionar que el VIH en el mayor de los casos no muestra síntomas, por lo que, la única manera de prevenir su transmisión  es la prevención. Como se ha recordado, si las personas reconocen estas prácticas deben hacerse la prueba periódicamente, ya que una detección temprana puede mejora el pronóstico de la enfermedad.

Adherencia al tratamiento

Con motivo del Día Mundial de la Lucha Contra el SIDA, se ha recordado que la posibilidad de transmitir el virus cuando un paciente tiene una excelente adherencia al tratamiento se reduce hasta en un 96%, ya que su carga viral suele ser indetectable. La OMS establece como sus objetivos el 90-90-90, que representan un 90% de los pacientes diagnosticados, que el 90% de ellos tengan tratamiento y que el 90% tengan calidad de vida. Actualmente,  se tiene un nivel de diagnóstico de un 70% aproximadamente.

En el Día Mundial de la Lucha contra el Sida también es importante reconocer que la lucha contra el estigma y discriminación hacia las personas que viven con VIH sigue vigente. Por ello, deben redoblarse los esfuerzos para eliminar cualquier acto o manifestación que atente contra sus derechos humanos y su libertad.