"La inversión es vital para derrotar la tuberculosis", ha sentenciado Julio Ancochea, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa.

El especialista ha participado en la rueda de prensa que se ha celebrado esta mañana en el Día Mundial de la Tuberculosis en la que cuatro expertos han explicado la actualización en investigación, el abordaje social y tratamientos sobre esta patología.

Ancochea, presidente del Comité Científico de la Red TBS-Stop Epidemias, ha reconocido que para poner fin a la tuberculosis (TB) se requiere de una acción concertada de todos los sectores y ha  puntualiza en la necesidad de estrategias para el abordaje de esa dolencia en los refugiados de Ucrania.

Ancoechea pide más recursos para frenar la tuberculosis

El neumólogo Julio Ancochea.

Refugiados

“Unas estrategias para tratar las posibles coinfecciones que puedan tener como la covid-19  y  tuberculosis; una detección precoz para su pronta curación y para que no transmitan la enfermedad”, ha apuntado.

Así mismo ha hecho suyas los lemas de la OMS para que invirtamos más para poner fin a la tuberculosis.

Porque para los expertos es una obviedad que  la guerra ha desplazado a la COVID-19 y la tuberculosis del foco de atención, "pero hay que seguir trabajando frente al virus y volver a la prevención de la TB".

Sin cifras 

Los expertos han lamentado que en España no tengamos cifras reales desde hace tres años, pero constatan a escala global que, si bien las mascarillas han influido en el descenso del número de casos, ha aumentado la mortalidad.

La luz la aportan los nuevos tratamientos orales que ayudan a combatir incluso las multirresistentes, la esperanza es seguir insistiendo en todos los ámbitos para que la necesidad de frenar por fin esta lacra de injusticia no caiga en el olvido”, han añadido.

Han recordado que la unidad profesional desde la Red TBS-Stop Epidemias ha conseguido que el Ministerio promulgara un Plan nacional, y "ahora implementarlo se erige como más necesario que nunca".

Terapias orales

Javier García Pérez, responsable de la Unidad de TB del Hospital Universitario de La Princesa y presidente de NeumoMadrid, ha explicado con esperanza, que los nuevos tratamientos pueden hacer que el 85% de los casos de tuberculosis puedan curarse en plazo de 4 a 6 meses.

Javier García Pérez, presidente de NeumoMadrid intervino en la rp sobre la TB

Javier García Pérez, presidente de Neumomadrid

“Unos fármacos que, con una detección temprana de la patología, puedan conseguir que, entre 6 o 9 meses se curen también las tuberculosis multirresistentes, que han venido creciendo en los últimos años”.

Esta última variedad de tuberculosis, muy presente en 10 países como China, Congo, India y la Federación Rusa. “Hemos diseñado tratamientos orales novedosos que nos logran diseñar esquemas para tratar también con éxito esta variedad”.

Sin embargo, para este especialista, el diagnóstico y el tratamiento precoz es vital para frenar, controlar y curar esta enfermedad, “ a la que se la ha desatendido durante la pandemia”.

Repunte de casos

Sarai Quirós, responsable del Área de Tuberculosis e Infecciones Respiratorias (TIR) de la SEPAR, se ha centrado en cómo ha afectado la sindemia al abordaje de la TB.

Antes de la llegada del covid, la tuberculosis era la patología más letal en el mundo; la pandemia cambió las prioridades humanas y económicas y todos los recursos fueron a parar a derrotar el virus”.

Tal y como ha subrayado Quirós, en estos dos años se ha producido un gran retraso en el diagnóstico y seguimiento de esta enfermedad y en el acceso a los tratamiento.

Sarai Quirós, de la SEPAR

Sarai Quirós, responsable de TIR de la SEPAR

“Ello ha provocado un descenso de casos (en un 18% con respecto a los anteriores al 2020), pero se ha debido a que estos pacientes, incluso con síntomas no acudían al hospital; lo casos han bajado de 7 millones con TB a 5″.

Lo cierto es que los especialistas han apreciado que la mortalidad se ha incrementado en estos pacientes en 200.000 casos. Y la culpa ha sido el retraso en su detección y atención por la pandemia.

A juicio de Quirós, “ la tuberculosis multirresistentes  aumentará la mortalidad”, al tiempo que ha subrayado que con interés político, la cooperación entre todos, la TB “podrá ser tratada precozmente y lograr los objetivos marcados por la OMS”.

Factores 

Joan Caylà, presidente de la Fundación de la Unidad de Investigación en Tuberculosis de Barcelona (FUITB), explicó las conclusiones su encuentro internacional.

Entre ellas, ha destacado los factores determinantes sociales; en poblaciones de pobreza extrema la tuberculosis está más presente. ”En Sudáfrica, antes de la pandemia, el 6% de todas las muertes eran debido a la tuberculosis”.

En esta misma línea se ha referido a los países de América Latina, Bolivia, Haití donde la pobreza es campo abonado para TB. “Por eso hay que invertir en los países menos favorecidos”.

Para Joan Caylà es importante que esté bien organizada la acogida de los refugiados que nos llegan, actualmente de Ucrania. “Que tenga un enfoque sociopolítico”.

Joan Caylá, pte de la Fundación de la FUITB

Joan Caylà, presidente de la Fundación de Barcelona (FUITB).

Hay que alinear los servicios que trabajan en la covid y la tuberculosis; que las personas que trabajan con estos pacientes vuelvan a hacerlo; cuando pase la pandemia, en España volverán a incrementarse los pacientes con tuberculosis".

Por eso, el investigador catalán hace hincapié en que el Plan de Prevención de la Tuberculosis vuelva a ser una prioridad política, “pero sin recursos sanitarios avanzaremos poco”.

Por último se refirió a la necesidad “de recuperar a los pacientes que la covid  ha alejado d el sistema sanitario. Joan Caylà será uno de los expertos que participará  mañana en una reunión con responsables del Ministerio de Sanidad para tratar sobre el Plan, “porque no hay tiempo que perder".