La Oncohematología ha avanzado de forma significativa en los últimos años. Los tratamientos para el mieloma múltiple no se parecen en nada a los que había hace quince años. “Antes, la supervivencia de los pacientes de mieloma múltiple era de dos o tres años y en la actualidad es de 10 a 12 años. Esto es gracias a las terapias génicas y la inmunoterapia, la investigación con células CART o el uso de tecnologías de edición genómica”. Lo ha señalado el profesor Paul G. Richardson, del Instituto de Oncología Dana Farber de Boston, en el marco del encuentro Boston Research 360º Experience in Oncohematology, organizado por Takeda en Madrid.

Además de suponer una revolución, según apunta el profesor Richardson, “estos tratamientos son menos tóxicos tanto en pacientes agudos como a largo plazo”, lo que supone una mejora con respecto a los empleados anteriormente.

El Dr. José Antonio Pérez Simón, jefe del Servicio de Hematología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, se ha referido a las células CAR-T, terapia prometedora para destruir las células tumorales. “En España, el acceso a estas terapias estará garantizado mediante varios ensayos clínicos que se van a llevar a cabo en 2018. Representan el futuro del tratamiento para muchos pacientes diagnosticados con hemopatías malignas”.

El Dr. Pérez Simón considera decisivo el apoyo para acercar la investigación básica a la clínica y recomienda que en lugar de que se investigue en muchos grupos pequeños estos sean grandes y con futuro. “Nos hará mucho más competitivos”.

Por su parte, el Dr. Antonio Palumbo, exdirector del área de Oncohematología de la Universidad de Turín y actualmente en Takeda, ha destacado “la importancia de la cooperación de la industria farmacéutica, el mundo académico y las instituciones para lograr aplicación de las nuevas ideas  para el descubrimiento de nuevos fármacos”.

La Dra. María Victoria Mateos, responsable de la Unidad de Mieloma del Hospital Universitario de Salamanca, destaca que este trabajo conjunto de los grupos cooperativos en Oncohematología permite que “los pacientes españoles se traten de manera homogénea, al tiempo que se genera conocimiento científico e innovación. La colaboración de todas las partes permite generar más información”.