La investigación colaborativa internacional es clave para la prevención, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer. Así lo ha querido dejar claro la Asociación Española contra el Cáncer, en un evento internacional con la comunidad científica por el Día Mundial de la Investigación. Ramón Reyes, presidente de la AECC y de la Fundación Científica AECC, señaló durante el evento “la interrupción de la investigación del cáncer causada por COVID tendrá un dramático impacto generacional”.  Es por ello que la apuesta pasaba por definir e implementar acciones específicas para reforzar la investigación del cáncer.

En este sentido, la cooperación entre las principales organizaciones involucradas en la investigación en cáncer del mundo se vuelve esencial. Todo para brindar todo el apoyo posible a los investigadores y a los profesionales sanitarios y garantizar el bienestar de las personas con cáncer.

Por todo ello, las organizaciones internacionales AACR, AECC, AIRC, ASCO, CRUK, EACR, ESMO, IARC, NIH-NCI, y UICC hacen un llamamiento para lograr una investigación colaborativa.

La investigación colaborativa de la AECC

En esta línea la AECC trabaja en dos líneas fundamentales. Por un lado, impulsando con sus propios recursos la investigación en cáncer. Este esfuerzo que se traduce en más de 1.000 investigadores implicados en 380 proyectos de investigación con un valor de 70 millones de euros. Por otro, trabajando con las instituciones para mejorar el entorno de los investigadores a través de políticas que contemplen el impulso del I+D+i español en cáncer.

A pesar de que la irrupción de la COVID-19 pueda perjudicar la investigación en cáncer, en la campaña de este año del WCRD las diferentes entidades han mostrado su compromiso en ayudar en esta crisis de salud. Para ello apuestan por seguir trabajando por mejorar el diagnóstico y tratamiento de los pacientes con cáncer con o sin COVID-19.