La convocatoria de la Biocodex Microbiota Foundation (BMF) confirma el interés de la comunidad científica mexicana por estudiar activamente la microbiota, el impacto que pueden tener  los microorganismos intestinales en la salud como en las enfermedades de la población. Los temas van desde la relación de la microbiota con el cáncer colorrectal, hasta su papel en el trastorno depresivo mayor, que fueron parte de un registro de proyectos de investigación con un incremento de participación de más de 40% entre el 2018 y 2019.

Los proyectos de investigación fueron provenientes de 10 estados de la República entre universidades, hospitales, institutos y centros de investigación públicos y privados, la doctora Valentina García, corresponsal en México del Biocodex Microbiota Foundation, mencionó que es evidente que existe el talento humano para lograr nuevos hallazgos en este ámbito, pero también la necesidad de recursos para hacerlos posibles.

Un financiamiento de 25 mil euros para el ganador de la investigación en microbiota

Por tercer año consecutivo, y superando la crisis por COVID-19, la fundación declaró abierta la Convocatoria México 2020 a proyectos de investigación principalmente clínica, aunque también básica. A lo largo de las próximas semanas serán evaluados por su Comité Científico mediante procedimientos competitivos, eficientes, equitativos y sustentados en mérito y calidad, para determinar al ganador de un financiamiento de 25 mil euros.

De acuerdo con la Dra. Solange Heller, presidenta del Comité Científico de la BMF:  “Es muy importante invertir en la investigación de la microbiota en México, porque los cambios en ella se pueden quedar para toda la vida. En nuestro país, lo vemos reflejado en temas como la obesidad y el síndrome metabólico, con datos muy claros que indican que ambos tienen que ver con la alimentación y con un desequilibrio de la microbiota intestinal. Respecto de todo lo que tiene que ver con su relación con enfermedades neoplásicas y crónico-degenerativas, es algo en lo que definitivamente hay que invertir, porque significa una mejor salud hacia el futuro”.

Encabezado por el Dr. Mario Moisés Álvarez, el proyecto acreedor al financiamiento correspondiente a la convocatoria de 2019, desarrollado por el Tecnológico de Monterrey-Campus Monterrey, trabaja ya en el diseño, fabricación y uso de un dispositivo órgano-en-chip para el estudio de la interrelación entre la microbiota intestinal y el cáncer colorrectal.

“Más allá de la salud digestiva, el impacto de la microbiota intestinal en el cuerpo es muy amplio. En un modelo animal, se demostró recientemente cómo la microbiota y sus metabolitos pueden determinar el ser susceptibles o no a una infección como la influenza. No sería raro que, dentro de la fisiopatología compleja del COVID-19, ocasionado por el virus SARS-CoV-2, exista una microbiota que nos pueda proteger o hacernos más susceptibles al virus, por lo que invertir en ciencia es una labor sustantiva para que el conocimiento avance”, comentó el Dr. José María Remes Troche, integrante del Comité Científico de la BMF.

Con base en un resumen elaborado a partir de publicaciones científicas acerca de la microbiota, el Dr. Remes Troche indicó que, en los últimos 20 años, se registran poco más de 90 mil trabajos a nivel mundial. En Estados Unidos, de 1956 a 2020, se registran 61 mil 180, mientras que, en México, de 1996 a 2020, se registran 754. Esta cifra representa el 1.3% del total de investigaciones en el tema a nivel global y se ubica por encima de las de otros países en América Latina como Chile (359), Argentina (309) y Brasil (136).

Trabajos finalistas en la convocatoria 2019

Entre los trabajos finalistas de la Convocatoria México 2019 de la BMF, destacaron propuestas de instituciones como el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav-IPN), el Instituto de Neurobiología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM)-Unidad Lerma, el Instituto Nacional de Perinatología y el Hospital Central Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional.

La fecha límite para el registro de proyectos es el 19 de julio de 2020. El investigador principal deberá contar con un grado de estudios mínimo de licenciatura terminada. La convocatoria a detalle está disponible en la siguiente liga: https://bit.ly/303WzPw

Si requieren mayores informes, pueden consultar al correo fundacionmx@biocodex.mx