La letalidad por COVID-19 podría descender “dentro de una o dos semanas”. Así lo ha indicado Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES). Según ha comentado, confía en que el efecto de la vacuna reduzca el índice de mortalidad, pero no frenará la tercera ola de contagios.

Fernando Simón ha comentado que la administración de la vacuna a los primeros grupos de población no va a tener un impacto en la incidencia de contagios, pero sí en la letalidad. “No estoy seguro de que con la vacunación se pueda llegar a controlar la tercera ola de contagios. Sin embargo, sí va a tener un impacto importante en la letalidad y creo que se va a ver una reducción de la misma dentro de una o dos semanas”. En todo caso, ha recordado que mientras que la mayor parte de la población no esté vacunada, las medidas personales para frenar los contagios seguirán siendo “muy importantes”.

Confinamiento, por ahora innecesario

En su opinión, “por ahora” no es necesario aplicar en España un confinamiento estricto como el decretado en los meses de marzo y abril. Sí ha advertido de que, a pesar de las medidas adoptadas por las CC. AA., las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) pueden llegar a una situación crítica. “El confinamiento estricto está sobre la mesa, pero hay margen todavía para otras medidas”, ha dicho el director del CCAES. Según ha señalado, las medidas adoptadas en España están en línea con las tomadas en otros países europeos, como Francia o Alemania.

Letalidad por COVID-19

Asimismo, Simón ha explicado que la tercera ola de contagios tiene un nivel de transmisión “similar” al observado en la segunda ola. Asimismo, es parecida la capacidad de detección del virus. Por ello, las medidas que se aplicaron en la segunda ola, y que se están volviendo a implantar ahora, pueden ser efectivas para reducir la transmisión del coronavirus en España. “Las medidas de control que se han implementado han sido muy eficaces en la segunda ola y es muy probable que ahora consigamos ver de nuevo un descenso. Sin embargo, si en esta tercera ola no son todo lo eficaces que se necesita podríamos seguir viendo un incremento de los casos. En ese caso, se pondría a las UCI en una situación crítica y de forma más rápida que en la segunda ola”, ha añadido.