El BOE acaba de publicar la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación.  Esta esperada Ley de la Ciencia mejorará las condiciones laborales del personal de investigación. Ante esta publicación, desde la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC. OO. (FSS-CCOO) recuerdan su trabajo en la misma. Así, la norma incorpora numerosas propuestas de CC. OO.

La Ley es fundamentalmente una modificación de la Ley 14/2011. Esta sigue vigente con estas modificaciones, y también modifica algunos aspectos de la Ley 14/2007, de Investigación Biomédica. La nueva Ley recoge importantes avances respecto a las leyes vigentes.

Entre otras, la garantía, por primera vez, de una financiación pública de la I+D estable y creciente para converger con Europa. Esta será de un 1,25 por ciento del PIB en 2030. Se establece así un horizonte a medio plazo de financiación de los agentes públicos del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Mejoras de las condiciones del personal de investigación

Por otra parte, destaca el nuevo ‘contrato de actividades científico-técnicas’, para el personal de investigación científico y técnico. Este es un contrato indefinido, exento de tasa de reposición, que se usará también para líneas financiadas con fondos europeos (incorporada a petición de CC. OO.).

También destaca la reforma del ‘contrato de acceso de personal investigador doctor’. Igualmente, la creación de una nueva certificación R3 para facilitar la estabilización, tanto de estos programas como de otros investigadores doctores con experiencia.

Asimismo, se incluye la reforma del ‘contrato de investigador/a distinguido/a’. Su objetivo es limitar su uso a la incorporación de investigadores/as y tecnólogos/as de gran prestigio, y no como mecanismo de falsa estabilización.

Otras medidas son indemnización por fin de contrato para los contratos predoctorales y de acceso; la simplificación de la justificación de subvenciones; o medidas para fomentar la igualdad en el sector.