El Consejo General de Dentistas y el Consejo General de Médicos (CGCOM) han firmado un convenio marco de colaboración. El objetivo es llevar a cabo actuaciones y actividades de interés para ambas instituciones. En concreto, estas se centrarán en el desarrollo profesional y también en trabajar en contra del intrusismo. Asimismo, se estudiará la incidencia de las nuevas tecnologías en las relaciones interprofesionales promoviendo, especialmente, la receta privada electrónica.

Otro de los objetivos es impulsar vías de comunicación interprofesionales ágiles que permitan a médicos y dentistas, como profesionales sanitarios implicados en la atención al paciente, la remisión de mensajes e información relacionada sobre la salud bucodental y general de los pacientes. En este sentido, se colaborará en programas y proyectos de educación para la salud o detección de población de riesgo en el ámbito de la salud.

Tomás Cobo, presidente del CGCOM, insiste en que  “este acuerdo supone un paso al frente para mejorar las vías de comunicación entre ambas profesiones, potenciar la investigación en salud y luchar contra el intrusismo profesional”. Por su parte, Óscar Castro, como presidente de los dentistas, considera este convenio de colaboración “muy beneficioso” para ambos gremios. “Ambos colectivos están integrados por facultativos y debemos estar unidos para establecer sinergias y actuaciones que permitan proteger y mejorar nuestro desarrollo profesional. Además, la salud bucodental y la general están estrechamente relacionadas, por tanto, debemos impulsar todos aquellos proyectos que redunden en la mejora de la salud de la ciudadanía”, asegura.

Intrusismo profesional

Respecto al intrusismo profesional, gracias a este acuerdo, se establecerá una comunicación permanente y fluida entre ambos. Así, se desarrollarán las actuaciones que resulten necesarias para promover la ordenación profesional respectiva.

Igualmente, se trabajará para defender y proteger la salud de la población aportando información fiable y contrastada sobre salud bucodental y salud general. Todo ello, haciendo frente común a los bulos que puedan surgir en internet y redes sociales. Del mismo modo, se pondrán en marcha actuaciones coordinadas ante las Administraciones sanitarias para una mejor defensa de los intereses de los dentistas y médicos y que persigan conductas contrarias respecto a la venta de productos sanitarios o medicamentos.