La eReceta de la Medicina privada ha sido presentada oficialmente en la sede del Ministerio de Sanidad y se ha informado de que el despliegue de su pilotaje tendrá lugar en el mes de junio. Se trata de un proyecto liderado por los Consejos Generales de los profesionales prescriptores y dispensadores que cuenta con el respaldo del sector de la Sanidad privada, representado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS).

El objetivo del proyecto no es otro que incorporar las ventajas de la receta electrónica también a la Sanidad privada, mejorando asimismo la seguridad del paciente y el uso racional de medicamentos. Tal y como se dio a conocer en esta reunión, la eReceta de la Medicina privada será un modelo interoperable desde el principio. Los sistemas de prescripción y los repositorios requerirán de la homologación por los Consejos Generales de los prescriptores, así como comprobar la habilitación profesional del colegiado. Igualmente, el sistema de dispensación obtendrá el acceso a los repositorios a partir de la identificación del paciente y del documento “hoja de dispensación/tratamiento”.

Grupo de trabajo

Para hacer este proyecto posible, el Grupo de Trabajo, que se constituyó el 28 de septiembre de 2017, ha tenido reuniones periódicas desde entonces y está conformado e integrado por los Consejos Generales de Colegios Médicos, Farmacéuticos, Dentistas y Podólogos, la Fundación IDIS, que representa a las principales aseguradoras sanitarias y grupos hospitalarios privados de nuestro país, y las Mutualidades Generales de Funcionarios Civiles del Estado: MUFACE, ISFAS y MUGEJU.

Destaca, en este sentido, el alto grado de entendimiento y consenso alcanzado entre todos los participantes del proyecto de eReceta de la Medicina privada tanto en la definición de los módulos de prescripción y dispensación, como a la hora de establecer los mecanismos de identificación del paciente, así como en la búsqueda de estándares y soluciones de interoperabilidad.