La tercera jornada precongresual del 21 Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria se ha centrado en la importancia de la medición de resultados para mejorar la asistencia sanitaria. Para ello, en primer lugar, ha presentado los resultados preliminares del ‘Proyecto AMPHOS, medir para mejorar’.

Cabe recordar que el proyecto AMPHOS (Análisis y Mejora de los Procesos Hospitalarios y de Salud) es una iniciativa puesta en marcha por AbbVie y la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) desde 2012. Si bien el informe final con las conclusiones y la hoja de ruta se publicará en septiembre, Jon Guajardo, miembro del Consejo Asesor de AMPHOS y Vicepresidente Segundo de SEDISA, ha adelantado que “comprobamos que lo que más falta por medir es la visión del paciente con resultados. Sabemos cuántas rodillas operamos, pero no cómo está el paciente después de hacerlo”.

En la sexta edición de este proyecto  están trabajando más de 150 pacientes, directivos y profesionales sanitarios. Juntos, han analizado la importancia de los resultados en salud y su medición para la mejora del sistema sanitario en la práctica clínica diaria y en la vida de los pacientes, así como para la toma de decisiones en la gestión sanitaria.

La experiencia en Holanda

Otra de las ideas que  se exponía en este tercera jornada precongresual era la experiencia del  Instituto Holandés de Auditoría Clínica (Dutch Institute for Clinical Auditing, DICA). Este organismo promueve el modelo para la medición de resultados y facilita el registro de resultados de enfermedades en los Países Bajos para obtener información sobre el éxito y costes de los tratamientos.

De esta forma, se ha comprobado que la utilización de las mediciones de resultados en salud permite mejoras significativas en la atención de la sanidad holandesa, como la disminución de la mortalidad postoperatoria después de la cirugía de cáncer de colon a la mitad (de 6 por ciento a 3 por ciento) en los últimos años. Se ha calculado que estas mejoras en la atención médica podrían generar una reducción de costes de hasta el 10 por ciento o 20 por ciento en todo el país.