El próximo lunes, 12 de septiembre, es el Día Europeo de Acción contra la migraña. Es por ello que la Sociedad Española de Neurología (SEN) quiere recordar que esta es una importante causa de discapacidad. Así, la migraña es ya la primera causa de discapacidad en adultos menores de 50 años en España. En concreto, más del 50 por ciento de las personas que padecen migraña presentan un grado de discapacidad grave o muy grave.

Asimismo, según datos de la SEN, en España, padecen migraña alrededor de 5 millones de personas. De las mismas, 1,5 millones la sufren en su forma crónica. Es decir, experimentan dolor de cabeza más de 15 días al mes.

A este respecto aclara algunas cuestiones Pablo Irimia, coordinador del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología. “La migraña crónica produce entre cuatro a seis veces más discapacidad que la migraña episódica. Las personas con migraña con aura tienen un riesgo mayor de sufrir otro tipo complicaciones, como por ejemplo ictus, que las personas que padecen migraña sin aura. En España, el 3 por ciento de la población padece migraña con aura y otro 3 por ciento migraña crónica”.

Migraña: causa de discapacidad

Otro dato a tener en cuenta en cuanto a la migraña como causa de discapacidad es que no afecta por igual en todas las CC. AA. Por una parte, se estima que en el conjunto de España la migraña afecta al 12,6 por ciento de la población general (17,2 por ciento en las mujeres y 8 por ciento en los hombres). Sin embargo, en Navarra, Castilla-La Mancha y Aragón, afecta a menos del 10 por ciento de la población. Por el contrario, en Canarias, Murcia y Cantabria se estima que cerca de un 18 por ciento de la población general la padece.

El motivo es que existen factores ambientales a tener en cuenta. “Los más habituales son los hormonales (75 por ciento), el estrés (71 por ciento) y los relacionados con las alteraciones en el patrón de sueño (68 por ciento). Pero también otros como el consumo de alcohol, tabaco, el ayuno, cambios atmosféricos, el ruido…”, señala Pablo Irimia.

Es por ello que identificar los factores precipitantes de las crisis de dolor de cabeza y tratar de evitarlos es el primer paso para el tratamiento de esta enfermedad. Pero para ello, es necesario tener un diagnóstico correcto. Pese a ello, más de un 40 por ciento de las personas que padecen migraña en España estén aún sin diagnosticar. Igualmente, el paciente puede tardar más de 6 años en recibir el diagnóstico. Incluso, pueden pasar hasta 14 años desde la primera crisis de migraña hasta la primera consulta con atención especializada.

Ante esta situación, desde la SEN se insiste en la necesidad de impulsar un plan estratégico nacional en el Sistema Nacional de Salud para el abordaje integral de cefaleas y migrañas.