Una investigación del CIBERONC en el Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA) podría dar lugar a nuevos fármacos encapsulados más eficaces contra los sarcomas. En concreto, han logrado demostrar que el tratamiento con mitramicina encapsulada de ratones injertados con un modelo de liposarcoma fue capaz de reducir el crecimiento tumoral. Todo ello de una forma más eficiente que la mitramicina libre.

La mitramicina es un antibiótico antitumoral que ha demostrado en el pasado una potente acción antitumoral contra distintos tipos de tumores. Sin embargo, su uso se ha limitado mucho debido a su toxicidad en el hígado y otros órganos. Este trabajo ha logrado desarrollar formulaciones de nano-partículas poliméricas (PLA), nano-vesículas lipídicas e hidrogeles. Todos ellos capaces de encapsular mitramicina con una alta eficiencia y estabilidad.

El trabajo ha sido liderado por los investigadores Óscar Estupiñán, Verónica Rey, Juan Tornín y René Rodríguez. El mismo se ha realizado en colaboración con el equipo de Carlos Alonso Moreno de la Universidad de Castilla – La Mancha. También con la participación de Alberto Ocaña del Hospital Clínico San Carlos, de CIBERONC y de la empresa EntreChem.

Mitramicina encapsulada

En concreto, los ensayos liderados en el ISPA por los investigadores han demostrado que la mitramicina encapsulada conserva la capacidad de reprimir de forma simultánea múltiples rutas de señalización protumoral en sarcomas. De esta forma, resulta en una eficiente eliminación de las subpoblaciones celulares con mayor capacidad tumorigénica (las células madre tumorales). Además, la administración del medicamento encapsulado no produjo los daños hepáticos observados al tratar con mitramicina libre.

Así, estos estudios indican que la encapsulación de mitramicina en distintos tipos de nanotransportadores puede ser una forma eficaz de reposicionar este fármaco. En concreto,  como tratamiento antitumoral eficaz y seguro para los pacientes con sarcomas. Es por ello que el reposicionamiento de fármacos aprobados para otros usos puede ser una estrategia muy útil en la búsqueda de nuevas opciones terapéuticas para los sarcomas.