La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) trabaja en una nueva definición sindrómica de la agudización de la EPOC. Esta sustituirá a la actual definición sintomática de esta enfermedad respiratoria. Dicho cambio que permitirá abordar mejor las agudizaciones de la EPOC y presumiblemente obtener mejores resultados. En concreto, en los datos de mortalidad por EPOC. No obstante, según datos de la SEPAR los pacientes de EPOC tienen el triple de mortalidad al ingreso que los de infarto.

En concreto, a los 90 días del ingreso hospitalario, mueren 11 pacientes por agudización de su EPOC. Este dato contrasta con los 4 de cada 100 ingresados por un infarto de miocardio. Estos datos de la EPOC se basan, por un lado, en una auditoría clínica realizada en España en 2016 y que más tarde se extendió a Europa (AudiEPOC y European COPD Audit).

Mortalidad por EPOC

Juan José Soler, neumólogo miembro de SEPAR, explicaba que la cardiología hospitalaria es más proactiva en la realización de procedimientos diagnósticos y terapéuticos para el abordaje del síndrome coronario agudo. Gracias a ello, se ha constatado una reducción progresiva de las tasas de mortalidad en esta enfermedad. Esta manera de proceder pensamos que constituye un modelo de referencia para mejorar la atención del paciente con agudización de la EPOC. Todo con el objetivo de reducir la mortalidad por EPOC.

No obstante, la EPOC también aumenta el riesgo de cardiopatía isquémica. La EPOC cursa con inflamación sistémica, produce estrés oxidativo y daño endotelial, aumentando el riesgo de eventos coronarios. Es por ello que, la colaboración entre ambas especialidades es fluida. De ahí, que se haya tomado como “espejo” el modelo de manejo del SCA, para establecer un nuevo paradigma para el abordaje de las agudizaciones de la EPOC.