se inmunizó a La causa más común de neumonía en recién nacidos se podría evitar inmunizando a las mujeres embarazadas con una posible vacuna contra el Virus Sincitial Respiratorio (VSR) según un estudio de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo (Sudáfrica), que se ha publicado en la revista ‘New England Journal of Medicine’.

La vacuna VSR administrada en el estudio es una vacuna de nanopartículas. Aunque la vacuna no cumplía los estrictos criterios de autorización de la FDA de Estados Unidos, el estudio en sí mismo proporciona las primeras pruebas de que la vacunación materna podría proteger a los lactantes contra la enfermedad del VSR.

El Virus Sincitial Respiratorio fue descubierto por primera vez en la década de 1960 como una causa de infección del tracto respiratorio inferior (LRTI) en la infancia. En 2019, otro gran estudio multicéntrico informó que aproximadamente un tercio de las hospitalizaciones por neumonía en recién nacidos se deben al VSR.

A nivel mundial hay 3,2 millones de hospitalizaciones por  VSR en niños menores de cinco años. De los hospitalizados, 118.000 mueren. Además, el 44 por ciento de las hospitalizaciones y el 46 por ciento de las muertes intrahospitalarias se produjeron en niños menores de seis meses.

“Aunque es decepcionante que esta vacuna no se autorice en base a los resultados del estudio, sin embargo allana el camino para el desarrollo de esta y otras vacunas contra el VSR para mujeres embarazadas de modo que puedan proteger a sus hijos contra el VSR durante sus primeros seis meses de vida, cuando son más vulnerables a enfermedades graves y a la muerte por el VSR”, resalta Shabir A. Madhi, de la Universidad de Witwatersrandy, autor de la investigación.

La neumonía en recién nacidos y anticuerpos maternos

En este estudio, se inmunizó a 4.636 mujeres embarazadas entre las semanas 28 y 36 de gestación con una sola dosis de una vacuna contra el VSR, o un placebo, para inducir una respuesta de anticuerpos por parte del sistema inmunológico a la proteína F del VSR de la vacuna. Aproximadamente la mitad de estas mujeres se inscribieron en Sudáfrica.

Estos anticuerpos maternos se transfieren de forma natural al feto durante el embarazo y proporcionan la primera línea de defensa para proteger al recién nacido del VSR durante los primeros 90 a 180 días de vida. El estudio demostró que la vacunación durante el embarazo era segura para las mujeres y sus hijos.

Los resultados clave de este estudio muestran que los nacidos de mujeres que recibieron la vacuna del VSR tuvieron un 44 por ciento menos de probabilidades de ser hospitalizados por este tipo de infecciones. Además, estos niños tenían un 32 por ciento menos probabilidad de ser hospitalizados por neumonía en recién nacidos por cualquier causa durante los primeros seis meses de vida.