La nueva junta directica del Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM) ha tomado posesión de sus cargos. El acto privado se ha llevado a cabo en la sede de la institución. Se inicia así una nueva etapa para el ICOMEM tras las elecciones del pasado 17 de septiembre.

Sobre la misma se ha pronunciado el nuevo presidente, Manuel Martínez-Sellés. El mismo ha indicado que llega con el firme propósito de no defraudar y de defender los intereses de todos los médicos madrileños. Asimismo, ha destacado la particular dignidad del ejercicio de la medicina, la vulnerabilidad de la persona enferma que deposita su vida en manos de quien puede y debe ayudarle. Aunque sin duda, para el 31º presidente del ICOMEM, la prioridad absoluta ahora es la atención de la pandemia.

Los retos de la COVID-19 para la nueva junta directiva

Sin duda se trata de un momento difícil en el que los miembros del equipo de gobierno han querido hacer llegar su apoyo a todos los médicos madrileños. Al mismo tiempo han denunciado que las intromisiones de la política no pueden poner en entredicho los fines específicos y diferenciales de la profesión médica: ciencia, ética, deontología y humanismo, las auténticas claves de su dignidad.

Manuel Martínez-Sellés, en próximas fechas, dará a conocer el nuevo Comité Científico sobre la COVID-19. Esta se trata de la primera medida de la nueva junta directiva tras el acto de toma de posesión. Se tratará de un órgano independiente de análisis e investigación sobre la pandemia. El mismo servirá para ayudar en la toma de decisiones a los colegiados y las distintas administraciones.

El nuevo presidente estará acompañado en el ejercicio de sus responsabilidades por una nueva junta directiva integrada por 12 miembros. Entre ellos destaca Luisa María González Pérez, como vicepresidenta. Armando Fernández Sánchez como secretario. Francisco Javier Martín Sánchez como vicesecretario. Por último, José Antonio Valero-Sánchez como tesorero, además de otros ocho vocales.