El vaivén de decisiones técnico-políticas sobre la administración de las vacunas COVID ha generado desconfianza en los ciudadanos. Es por ello que, desde la Organización Médica Colegial, han querido manifestarse al respecto. La primera idea que destacan en un nuevo comunicado es que la población debe dirigirse, con total tranquilidad, a recibir su dosis en los centros de vacunación habilitados cuando sean citados.

En lo referente a la vacuna de Astrazeneca, insisten en que los casos de trombosis de senos venosos cerebrales o venas esplácnicas son efectos adversos extraordinariamente raros. No obstante, se han observado 169 casos en 34 millones de dosis administradas.  Por ello aclaran que sus indicaciones no se modifican. “Se trata de una vacuna eficaz y muy segura para la prevención de la COVID19”, afirman. Por todo ello abogan por poner la segunda dosis de Astrazeneca independientemente de la edad. “Ante una pandemia que ha impactado de un modo brutal en nuestras vidas, es necesario utilizar esta vacuna, al igual que las demás”, aporta la OMC.

Dosis de nuevas vacunas

Otra de las cuestiones que aclara la OMC es cómo actuar ante las dosis de nuevas vacunas. “Se ha de explicar que, si la velocidad de suministro actual no se interrumpe, las Comunidades Autónomas ampliarán enormemente las coberturas vacunales en las próximas semanas, siendo innecesaria otra incorporación”.

A este respecto añaden que “cualquier nuevo fármaco debe ser coordinado a nivel nacional y debe respetar las directrices de la EMA”. Y es que es clave evitar desigualdades entre regiones y autonomías.

Por último, la OMC aprovecha este comunicado para recordar la necesidad potenciar los recursos de Atención Primaria. “Debe ser el ámbito preferente para las inmunizaciones y la mayor parte de la atención, diagnóstico y vigilancia de los casos”.  No obstante, señalan que la falta de recursos para hacer un buen seguimiento es una de las razones del mal control de la pandemia.