La Organización Médica Colegial (OMC) ha mostrado su decepción por el fracaso de la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, “porque va a afectar de lleno a la Sanidad”. Sin embargo, su presidente, Serafín Romero, ha reconocido la labor desarrollada hasta ahora por María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad en funciones.

El “nuevo parón” en la política nacional supondrá un gran inconveniente tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios, según ha dicho el presidente de la institución. En su opinión, el Ministerio de Sanidad tiene encima de la mesa muchos asuntos que resolver, como los “cambios estructurales” que necesita el Sistema Nacional de Salud (SNS) y el desarrollo de un Plan de Recursos Humanos que planifique cuestiones como la falta de profesionales, las jubilaciones, la precariedad o la temporalidad.

“En el último año y medio hemos tenido tres ministras distintas, de formaciones políticas diferentes. Todos los proyectos, medidas y reformas que ha propuesto y defendido la profesión médica se quedarán en suspenso o regresarán a la casilla de salida. Estos vaivenes políticos que suponen un impase, cambios de cartera o un posible nuevo horizonte electoral afectará de lleno a muchos asuntos y, en especial, a la Sanidad”, ha expuesto el presidente de la organización colegial.

El “esfuerzo” de Carcedo

En cuanto a la actual titular de Sanidad en funciones, Serafín Romero ha reconocido su “esfuerzo” y el de su equipo para desarrollar medidas tan necesarias como el Marco Estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria y el Plan para combatir las Pseudociencias. “Todas estas medidas quedan en suspenso, tendremos que volver a empezar y esperar a que los políticos se pongan de acuerdo para dar estabilidad a la Sanidad”, ha añadido.