El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus declaró este sábado la viruela del mono como emergencia de salud pública de carácter preocupante a nivel internacional.

La declaración se realizó pese a las consideraciones del grupo de expertos de la agencia de la ONU encargado de evaluar la crisis. No obstante, el grupo todavía no ha alcanzado un consenso sobre esta cuestión. Sin embargo, Adhanom Ghebreyesus decidió realizar esta declaración tras entender que el brote cumple con todos los requisitos necesarios para ello.

“Tenemos un brote que se ha propagado por todo el mundo rápidamente, a través de nuevos modos de transmisión, sobre los cuales sabemos muy poco y que cumple con los criterios del Reglamento Sanitario Internacional”, explicaba en rueda de prensa.

Emergencia de salud pública preocupante

Respecto a la valoración de emergencia de salud pública preocupante Ghebreyesus ha asegurado que, en términos generales, “la evaluación de la OMS es que el riesgo de la viruela del mono es moderado a nivel mundial y en todas las regiones”. Sin embargo, citaba como excepción la región europea, “donde evaluamos el riesgo como alto”.

Cabe recordar que entre el 1 de enero y el 20 de julio de 2022, se notificaron a la OMS 14.533 casos probables y confirmados por laboratorio de 72 países de todo el mundo Ante esta situación, el jefe de la OMS ha llamado a la calma y recomendado a los países que sigan el protocolo de contención establecido.

De esta forma, el jefe de la OMS ha matizado que, “de momento, se trata de un brote que se concentra entre hombres que mantienen relaciones homosexuales, en especial con compañeros múltiples”. Pese a ello, ha recordado que “el estigma y la discriminación son tan peligrosos como cualquier virus”.

Precisamente este estigma era uno de los motivos por los que algunos miembros del comité investigador de la OMS no eran partidarios de hacer esta declaración. También consideraban otros factores como la baja gravedad de la epidemia o la posibilidad de que un nuevo grito de alarma.

No obstante, la valoración de la comisión era solo uno de los cinco factores tenidos en cuenta por el jefe de la OMS. Para declarar esta emergencia de salud pública preocupante también consideró la velocidad de propagación o las mencionadas regulaciones sanitarias internacionales.