“La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido el ictus como una enfermedad cerebrovascular, que no cardiovascular, englobándola así dentro de las dolencias del Sistema Nervioso Central (SNC). Es un gran paso para la Neurología que beneficiará a los pacientes que sufren esta patología”, ha adelantado Exuperio Díez Tejedor, presidente de la Sociedad Española de Neurología (SEN) en su Congreso Nacional. Más de 3.000 neurólogos se reúnen en Sevilla para presentar los últimos avances en investigación de las distintas enfermedades neurológicas, que afectan a un 16 por ciento de la población.

Díez Tejedor incidió también en la necesidad de controlar los factores de riesgo en las enfermedades neurológicas más prevalentes como el ictus, Alzheimer y Parkinson… “Porque además de la edad, existen otras causas  como la presión arterial, el colesterol o la diabetes, que aumentan notoriamente la probabilidad de padecer algunas de estas dolencias. De hecho, desde la SEN estimamos que prevenir estos factores de riesgo podría -al menos- retrasar varios años la aparición de las enfermedades neurológicas con mayor índice de mortalidad y, en teoría, conseguir reducir hasta un 50 por ciento la probabilidad de sufrir alguna de estas enfermedades”.

El presidente de la SEN dio a conocer  en la rueda de prensa el Informe “Impacto de las Enfermedades neurológicas en la mortalidad española” elaborado por la SEN. “El trabajo ha tenido como finalidad determinar el peso de las dolencias neurológicas en la mortalidad española en las distintas comunidades autónomas, así como la evolución que han presentado las patologías neurológicas con mayor índice de mortalidad en la última década”, explicó.

Según los datos presentados, más de 78.000 españoles fallecieron en el último año por enfermedades neurológicas, lo que supone que son las causantes del 19 por ciento de las muertes que se producen en España. “Las cifras podrían ser mayores, ya que no hemos podido contabilizar los fallecimientos que se producen por traumatismo craneoencefálicos”, explicó. “Según nuestras estimaciones, cada año se producen uso 20.000 traumatismos craneoencefálicos graves, de los cuales un 40 por ciento de los que los padecen terminan falleciendo”, indicó Juan Carlos Portilla, vocal de la Sociedad Española de Neurología.

Cantabria, País Vasco y Navarra, a la cabeza de las patologías neurológicas

Por comunidades, Cantabria, País Vasco y Navarra son donde se produce un mayor porcentaje por patologías neurológicas respecto al total de fallecimientos, y son también las zonas donde más  mujeres mueren por esta causa (30,6 por ciento, 27,8 por ciento y 27,6 por ciento, respectivamente).

Otra de las conclusiones del informe es que, aunque la mortalidad en España ha aumentado en los últimos 10 años, el número de fallecimientos por enfermedades neurológicas no ha crecido en la misma proporción. Mientas que la mortalidad española se incrementó un 10,5 por ciento en este periodo, cuando hablamos solo de la mortalidad de las enfermedades neurológicas, alcanza el 18,5 por ciento (el 16,5 por ciento en hombres y el 19,8 por ciento en mujeres, frente al 7,6 por ciento y 13,7 por ciento que ha aumentado la mortalidad española, respectivamente, en estos 10 años)”. Según el estudio, por entidades específicas las enfermedades  cerebrovasculares constituyen -entre todas las causas posibles y no solo las neurológicas-  la primera causa de mortalidad en la mujer y la segunda en toda la población española. Actualmente, las enfermedades cerebrovasculares producen más de 27.000 muertes al año (11.500 en hombres y 15.500 en mujeres). Por otro lado, la enfermedad de Alzheimer es la segunda enfermedad neurológica con mayor mortalidad, con unos  14.800 fallecimientos al año (4.300 en hombres y  10.500 en mujeres).

En todo caso se observa que, en los últimos 10 años, la mortalidad por enfermedad cerebrovascular va reduciéndose -a pesar de que su incidencia sigue aumentando- gracias a la mejora en los tratamientos. Hace 10 años se producían 32.900 fallecimientos por enfermedades cerebrovasculares, lo que supone que  este periodo se ha reducido un 17,6 por ciento la mortalidad de las mismas.

Si no se revierte la tendencia, el Alzheimer será la primera causa de muerte en España

Del trabajo de la SEN se desprende que a medida que disminuye la mortalidad asociada a las enfermedades cerebrovasculares, aumenta la asociada con la Enfermedad de Parkinson y, muy significativamente, la debida a la enfermedad de Alzheimer,”sobre todo entre las mujeres”, señala  recalcó Juan Carlos Portilla. Por lo que estimamos que, en un periodo muy breve de tiempo y si no conseguimos revertir esta tendencia, el Alzheimer se convertirá en la primera causa de mortalidad en nuestro país”. Y es que, por el contrario, en estos últimos 10 años la mortalidad por Alzheimer ha aumentado más de un 61 por ciento (un 63,7 por ciento en mujeres y un 55,8 por ciento en hombres).

Exuperio Díez Tejedor se refirió al impacto que ha tenido/está teniendo la introducción de los nuevos tratamientos para el ictus en la mortalidad de esta enfermedad  “que es un claro indicativo de la importancia que tiene seguir investigando en las enfermedades neurológicas, tal y como estamos fomentando en esta Reunión Anual”, recalcó, al tiempo que apostó por “concienciar a la población de la importancia de controlar  los principales factores de riesgo”.