El Plan Nacional de Médula Ósea (PNMO) tiene entre sus objetivos de este año alcanzar los 400.000 donantes, cifra que ya se ha superado. Para 2022, el objetivo es llegar a los 500.000 y, sobre todo, “hay que tener mejores donantes. El mejor donante que elegimos los clínicos cuando hacemos un trasplante es el más joven y varón”, ha explicado Jorge Gayoso, responsable del Plan Nacional de Médula Ósea y Sangre de Cordón Umbilical de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), durante la IV Jornada de Periodistas “Avanzando en el cuidado del paciente hematológico”, organizada por la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y celebrada recientemente en Alicante.

Aunque los donantes ideales sean varones jóvenes, Gayoso apunta que esto no quiere decir que una persona mayor de 50 no pueda ser un buen donante, pero la probabilidad disminuye mucho respecto a un hombre menor de 40. “La población que menos tenemos como donante son los varones jóvenes. Las mujeres son más solidarias, pero os reclamamos menos como donantes”, señala. Por ello, a partir de 2018, el objetivo ha sido mejorar la calidad de los donantes, aumentando la población joven.

Asimismo, el experto ha indicado que se ha mejorado el tiempo en conseguir un donante. “Cuando un clínico indica el trasplante, hay que conseguirlo en la mayor brevedad. Hemos pasado de 90 días en el año 2000, a 30 días este año”.

En el Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos (TPH), “con la actual explosión de nuevos fármacos enfocados a usar el sistema inmune del paciente como herramienta curativa (inhibidores de immune checkpoints, anticuerpos biespecíficos o la terapia CAR-T), los hematólogos tendremos que redefinir el lugar del TPH en los próximos años, con el objetivo de alcanzar los mejores resultados posibles en cada paciente”, incide David Valcárcel, del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Vall d’Hebron, en Barcelona.

Por su parte, Ariadna Pérez, del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Clínico Universitario de Valencia, ha desmontado bulos en torno a la donación y trasplante de médula ósea. Pérez ha recordado que, desde 2018, solo se incluyen donantes entre 18 y 40 años. Además, ha recalcado que es falso que solo se pueda donar una vez o que el donante sufra enfermedades posteriores en relación con la donación. “La médula ósea se regenera al cien por cien”, ha recordado. Por último, Pérez ha señalado que, para donar, hay que informarse en páginas web como la de la Fundación Josep Carreras, que explica en qué consiste el TPH y la donación.