Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Colon los especialistas recalcan la importancia de que los pacientes con cáncer para que mantengan el mejor estado nutricional posible. Esto es clave para fortalecer su sistema inmune ante la amenaza del coronavirus. El papel de la nutrición en este cáncer ha sido estudiado de manera extensiva. Se ha observado que el 54 por ciento de los pacientes con cáncer de colon tienen pérdida de peso. En este sentido, la desnutrición y la pérdida de masa muscular son altamente prevalentes en esta enfermedad.

Sobre esta cuestión se pronuncia Alejandro Riquelme Co-fundador de ONCARE. “Muchos de los pacientes han sido sometidos a tratamientos quirúrgicos que disminuyen la superficie de absorción de nutrientes esenciales. También pueden dar lugar a síndromes diarreicos con la consiguiente pérdida de nutrientes”.

Esta situación se ha visto agravada por la pandemia. La falta de contacto continuo con los pacientes se ha descuidado de forma significativa su valoración nutricional. Además, ha disminuido su actividad física. Esto ha dado lugar a verdaderos estados de desnutrición y pérdida de masa muscular en muchos pacientes. Todo ello ha conllevado un claro detrimento en su calidad de vida y pronóstico a medio y largo plazo.

Problemas de la pérdida de peso

Cabe recordar que en cáncer de colon colorrectal metastásico, esta pérdida de masa muscular se asocia con resultados menos satisfactorios. Puede conllevar una reducción en la supervivencia general, un incremento de la toxicidad asociada al tratamiento y un progresivo deterioro funcional.

Los especialistas señalan que, pese a ello,  el paciente oncológico generalmente recibe un tratamiento nutricional tardío. Asimismo, hasta el 30 por ciento de los pacientes oncológicos con mal pronóstico no recibe un adecuado tratamiento nutricional. En este aspecto, resaltan como un factor de alta importancia la valoración y el seguimiento del riesgo nutricional de los pacientes oncológicos. Este es clave tanto en el momento del diagnóstico como a lo largo del tratamiento. “Los pacientes oncológicos en tratamiento, en general, tienen un sistema inmune deprimido por lo que es absolutamente necesario implementar su estado nutricional”,  concluye Riquelme.