Nota: Los contenidos de esta sección son informaciones de actualidad y de interés general elaboradas por la redacción de El Médico Interactivo. No existe conflicto de intereses entre los autores, las fuentes y el patrocinador.

La prevalencia del trastorno mental con consumo de sustancias se cuatriplica e, incluso, se quintuplica en las personas reclusas con respecto al resto de la población. Así lo ha indicado Marcos Gómez Revuelta, médico especialista en Psiquiatría del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, durante su participación en la jornada ´La Psiquiatría en el medio penitenciario’, que se ha celebrado en Vitoria-Gasteiz.

La Asociación para la Investigación del Trastorno Mental Severo (Psisenda) ha organizado este encuentro. También ha contado con el apoyo de la Red de Salud Mental de Álava del Departamento de Salud del Gobierno Vasco-Osakidetza; el Colegio de Médicos de Álava y la Universidad de Deusto.

Los moderadores de la jornada han sido Edorta Elizagárate, jefe de Servicio de Psiquiatría de la Red de Salud Mental de Álava, y Miguel Gutiérrez, catedrático en Psiquiatría.

Adicciones y patología mental en las prisiones

Gómez Revuelta ha comentado que los trastornos mentales por consumo de sustancias “constituyen la patología más común en la población reclusa. No discrimina por sexos, y presenta una amplia manifestación tanto en hombres como en mujeres”.

El consumo de sustancias también está muy asociado con la mortalidad en las prisiones por su vinculación con el suicido. En general, las personas con este trastorno tienen una peor evolución psicopatológica. De hecho, una vez excarceladas, tienen “un mal pronóstico para la reinserción y la salud”, ha dicho el psiquiatra.

Principales trastornos mentales en la población reclusa

  • Psicosis: 15%.
  • Depresión: 20%.
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH): 25%.
  • Trastorno límite de la personalidad (TLP): 30%.
  • Antecedentes de toxicomanía: 70%.
  • Discapacidad intelectual: 12%.

 

Red de Psiquiatría dentro de las prisiones

Por su parte, Álvaro Muro, coordinador de los Servicios de Psiquiatría penitenciaria de Barcelona, ha hablado de la “pionera” Red de Psiquiatría del sistema penitenciario de Cataluña, que nació en 2001.

Entre sus principales características ha destacado:

  • Cuenta en la actualidad con 172 camas de hospitalización en dos hospitales intrapenitenciarios.
  • Dispone de nueve servicios de atención ambulatoria.
  • Trabaja con un programa de seguimiento individualizado para la sección abierta.
  • Colaboran con la Red más de 230 profesionales de salud mental de Barcelona.

 

Atención con criterios sanitarios

“Los enfermos mentales en prisión están bien atendidos con criterios sanitarios y, como resultado, se han producido menos incidentes. Además, se ha conseguido mejorar la externalización a unidades extrapenitenciarias, así como el tratamiento ambulatorio civil”, ha dicho el responsable del proyecto.

Igualmente, Álvaro Muro ha destacado que los reclusos han recibido “una atención humana y sanitaria equivalente al medio civil como contemplan la Constitución y otras leyes”.